Hace 35 años, en Colombia se dejó de dictar la cátedra de historia, una de las materias que mostraba los sucesos que marcaron el rumbo del país. Aunque suene insólito, muchos de los graduados en esos años desconocen lo que sucedió en diferentes frentes.   

Con la llegada de 2020, las cosas cambiaron radicalmente por cuenta de una ley que, aunque fue sancionada en 2017, empezó a regir a partir de este lunes cuando volvieron a clases los colegios.   

La cátedra de Historia, de acuerdo a lo que se ha conocido, acabará con esa sustracción de la posibilidad de que los jóvenes conozcan lo que ha pasado en el país en varios momentos claves.

Y es que la norma aprobada por el Congreso de la República (27 de diciembre de 2017) estableció que en un plazo máximo de 2 años el Ministerio de Educación debía pasar a revisar y ajustar los lineamientos curriculares de ciencias sociales con la Historia de Colombia. 

El propósito fue establecer la materia como disciplina integrada en todos los establecimientos educativos, como parte del objetivo encaminado a contribuir a la formación de una identidad nacional

También busca desarrollar el pensamiento crítico a través de la comprensión de los procesos históricos y sociales del país, en el contexto americano y mundial. Además, le ley busca promover la formación de una memoria histórica que contribuya a la reconciliación y la paz en Colombia

De acuerdo a los promotores de la ley, esta cátedra permitirá avanzar hacia la paz y la reconciliación desde el aula pues se hace énfasis en la memoria de las dinámicas de conflicto y paz que ha vivido el país

Por eso, con el regreso a clases a partir de este lunes, se dictará esta materia en todos centros educativos del país, una idea que sin quererlo también tiene que ver con el Acuerdo de Paz entre el Estado y las Farc.