El muchacho le confesó que no tenía dinero para invitarla más que a un pan con gaseosa.

que no tiene dinero para invitarla excepto a un lugar de lo más humilde.

«Me tocó pagar unas cosas y me quedé sin plata, si usted quiere nos podemos sentar aquí y pedimos una gaseosa, un pan o algo. Y si no quiere vamos para la casa», dice la voz del muchacho detrás de cámara.

Su novia, visiblemente conmovida, se esfuerza por contener las lágrimas y le contesta que «para divertirse no hay que salir a lugares caros«.

La grabación, cuya fecha y lugar exactos no han trascendido, ya recibió cerca de 100.000 me gusta y fue compartido más de 205.000 veces.

Dar Click Aqui

https://www.facebook.com/maverik.causil/videos/1316930068660678