Carlo Acutis, conocido como ‘el ciberapóstol de la Eucaristía’, murió en 2006 por causa de una leucemia. El papa Francisco le reconocerá oficialmente un milagro ocurrido en 2010.

El cuerpo de Carlo Acutis, un adolescente italiano que a sus 15 años murió de leucemia, en 2006, fue exhumado el pasado 1 de octubre para su beatificación, luego de que el papa Francisco le reconociera a principios de este año un milagro, informó la 

La tumba de Acutis, quien fuera aficionado a la tecnología y el catolicismo, fue abierta en una ceremonia religiosa en el Santuario de la Expoliación en Asís, Italia. Las imágenes del momento se viralizaron y causaron gran sorpresa en la Red. Y es que los restos del joven, fallecido hace 14 años, se encontraban en perfecto estado, sin signos visibles de deterioro

Algunos de los que pudieron verlo creyeron que se trataba de un hecho divino, aunque la conservación del cuerpo podría estar vinculada a razones completamente terrenas: incorruptibilidad cadavérica, que se explica por la falta de oxígeno en el lugar donde yacen los restos. 

Un santo en zapatillas deportivas

El padre Carlos Acácio Gonçalves Ferreira, rector del Santuario del Despojo, donde se celebró la ceremonia, confirmó que el cuerpo de Acutis «se encuentra en un estado muy íntegro, no intacto, pero íntegro. Conserva todos los órganos«, dijo.

«Se han hecho trabajos sobre el rostro, y es bonito que por primera vez en la historia se pueda ver a un santo vestido con pantalones jeans, zapatillas deportivas y sudadera. Eso es un gran mensaje», agregó el religioso.

Debido a que entre sus principales intereses estaban el catolicismo y la tecnología, el joven, combinando esas dos pasiones, creó un programa de internet para dar a conocer los supuestos milagros de los santos, que documentaba en sus múltiples viajes alrededor del mundo.

Años después de su muerte, el 5 de julio de 2018, el papa Francisco lo declaró venerable, y desde entonces la Iglesia lo considera el «ciberapóstol de la Eucaristía».

El milagro de Carlo Acutis

El milagro que se le adjudica a Acutis ocurrió en Brasil el 12 de octubre de 2010, al cumplirse cuatro años de su muerte.

Se cree que un niño brasileño, con una enfermedad irreversible llamada páncreas anular, se curó tras tocar una reliquia suya en la capilla de Nuestra Señora Aperecida, en Campo Grande de Mato Grosso del Sur.

Carlo Acutis será beatificado por el papa el próximo 10 de octubre, al tiempo que su tumba en Asís permanecerá abierta al público hasta el 17 del mismo mes.