La Federación Paulista de Fútbol condenó el incidente y exige a las autoridades que «los delincuentes disfrazados de hinchas» sean castigados «con todo el peso de la ley»

.Lamentables escenas se vivieron el pasado fin de semana en la semifinal del torneo Copinha del fútbol brasileño entre los equipos sub-20 de Sao Paulo y Palmeiras (0-1), cuando un hincha ingresó a la cancha con la intención de agredir a un jugador del equipo visitante y posteriormente un cuchillo fue encontrado en el césped, informa prensa local.

El incidente ocurrió cuando se jugaba el tiempo complementario y paralizó brevemente el encuentro. El hincha corrió al área del Palmeiras y se encaró con uno de sus futbolistas, momento en que fue alejado por los jugadores locales. En ese momento, otros dos aficionados invadieron el campo de juego y también fueron desalojados por los futbolistas, mientras que desde la grada se lanzaban varios objetos a la cancha

La Policía y personal de seguridad tuvieron que intervenir para poner orden. Uno de los jugadores del Palmeiras encontró un cuchillo y se lo entregó al árbitro. El hincha que encaró al futbolista ha sido detenido y se realizan las respectivas investigaciones.

Los análisis preliminares de la Policía apuntan a que el cuchillo fue arrojado desde el graderío. En un comunicado, el Sao Paulo declaró que «repudia enérgicamente cualquier acto de violencia y espera que los responsables rindan cuentas ante la Policía».

La Federación Paulista de Fútbol, organizadora del torneo, también condemó el suceso y señaló que exigirá a las autoridades que «los delincuentes disfrazados de hinchas» sean sancionados «con todo el peso de la ley y se mantengan alejados de los estadios«.