Según las fuerzas de seguridad del país escandinavo, el individuo que asesinó anoche a cinco personas e hirió a dos, se había convertido al islam.

El ataque de un hombre armado con un arco y flechas en la ciudad noruega de Kongsberg «parece ser un acto terrorista», afirmaron los servicios de seguridad del país.

Según las fuerzas de seguridad del país escandinavo, el individuo, ciudadano danés de 37 años, que asesinó anoche a cinco personas e hirió a dos, se había convertido al islam.

Saeverud afirmó que las fuerzas de la ley conocían al detenido por «varios asuntos diferentes» y que este había estado en contacto con «el servicio de salud varias veces»

En un primer momento se informó que no se trataba de un ataque terrorista, pero luego un portavoz de la Policía aclaró que se lanzaría una investigación para determinar si la ofensiva fue un atentado o no.

A raíz de lo sucedido, todos los agentes policiales recibieron la orden de llevar armas de fuego en todo el país. Habitualmente, la Policía noruega no porta armas y solo tiene acceso a pistolas y rifles si la situación lo requiere.