Así lo estipula el decreto 039 del 2 de febrero 2021, en donde la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, estableció la medida hasta la medianoche de este viernes.

Según explicó la alcaldesa López, en rueda de prensa, la decisión de no renovar la medida del pico y cédula se tomó por la reducción de varios indicadores.

“Por fortuna, ya terminamos de pasar el segundo pico, hemos bajado en ocupación hospitalaria, estamos en el 51 %; en ocupación de UCI estamos alrededor del 60 % y tenemos un promedio de casos reportados de entre 1.000 y 1.100 diarios. Todos los indicadores han bajado”, comentó.

Es decir, a partir del sábado 20 de febrero ya no será necesario presentar la cédula para hacer trámites, pagar servicios, comprar productos, ingresar a entidades públicas y prestar servicios.

De esta medida estaban exentos los servicios de salud, las farmacias, los servicios funerarios, los hoteles, gimnasios, restaurantes, sitios recreativos, turísticos, religiosos y culturales; tales como “parques, museos, cines, teatros”, entre otros.

Lla mandataria de los capitalinos advirtió que el levantar el pico y cédula no quiere decir que los ciudadanos no se tengan que cuidar, y por eso pidió continuar con el uso del tapabocas y con todos los protocolos de autocuidado.

Al respecto, la alcaldesa López se pronunció sobre las medidas que no renovará y sobre las que seguirán vigentes.