La veeduría del Prdidol suspendió a la congresista por tres meses.

El Partido Conservador ya tomó las primeras decisiones sobre la congresista Aida Merlano, señalada de haber incurrido en compra de votos para ser elegida el pasado domingo.

Fuentes informaron que la Veeduría Nacional decidió suspenderla de la colectividad por un periodo de tres meses.

Los organismos de control ético del Conservatismo encontraron que la senadora electa incurrió en una falta grave relacionada con hechos de corrupción, que atenta contra sus principios.

En una carta enviada al presidente del partido, el procurador general de la Nación, Fernando Carrillo, había pedido sanciones ejemplares para la parlamentaria.

“Solicito, a la mayor brevedad posible, se inicien las actuaciones disciplinarias que corresponda, por parte del Consejo de Control Ético del Partido Conservador y en consecuencia, se impongan las sanciones previstas por la autoridad disciplinaria de esa colectividad”, señala la carta del Procurador Carrillo.