En mayo se constituirá el operador público de transporte de Bogotá y todos sus accionistas serán entidades públicas del Distrito Capital. “La creación de un operador público es el primer paso para acabar con el oligopolio privado de los operadores que hoy someten a la ciudad a altos costos y un pésimo servicio” declaró el concejal Manuel Sarmiento.

El anuncio fue realizado por la Secretaría de Movilidad y Transmilenio en la comisión accidental para el seguimiento del operador público de transporte del Concejo de Bogotá, en la que se informaron los avances del proceso y el cronograma para su creación e implementación. La proyección es que entre en operación en 2022 con una flota de 195 buses eléctricos en el Perdomo en la localidad de Ciudad Bolívar.

“La privatización del transporte público provocó un déficit de cerca de $2 billones el año pasado. Con el operador público se podrá garantizar la prestación del servicio sin que la prioridad sea el lucro, y permitirá fiscalizar los costos de los actuales operadores privados,” señaló el concejal del partido Dignidad.

El operador público de transporte fue aprobado en el Plan Distrital de Desarrollo de la alcaldesa Claudia López siguiendo el ejemplo de ciudades como Nueva York, París, Ciudad de México y Medellín que hoy cuentan con sistemas de operación pública que benefician a su ciudadanía en costos y eficiencia.