Un juez le ordenó a la IPS de la mujer continuar con su procedimiento de eutanasia luego de que su caso se convirtiera en tema de conversación nacional

Este sábado, 8 de enero de 2022, Martha Sepulveda murió en Medellín como lo deseó, por medio de la eutansia. Su IPS, Instituto Colombiano del Dolor, cumplió con la orden de aplicarle el procedimiento a la mujer que afrontaba una dura enfermedad, aunque no era paciente terminal.

El Tiempo conoció que Sepulveda, de 51 años de edad, falleció esta mañana en compañía de su hijo y una sobrina.

El caso tomó relevancia nacional luego de que fuera la primera paciente con una enfermedad no terminal en ser aceptada para el procedimiento, luego de que la Corte ampliara la reglamentación del acceso a la muerte digna en Colombia.

Pero no logró ser la primera paciente en recibir ese procedimiento luego de que su IPS repentivamente decidiera cancelarlo.

El proceso se iba a realizar el pasado domingo 10 de octubre a las 7 de la mañana, días antes Sepúlveda ya había dejado todo listo para partir de este mundo. Pero con el freno que puso su propia IPS la situación se complicó y se abrió un debate nacional.

Tras esa decisión, Sepulveda recurrió a la justicia y este 27 de octubre se conoció el fallo de un juez que le da 48 horas a esta IPS para que acuerde con la paciente una nueva fecha para que aplique la eutanasia.

“Conceder el amparo constitucional para la protección de los derechos fundamentales a morir dignamente, la vida digna, el libre desarrollo de la personalidad y la dignidad humana, que la IPS Instituto Colombiano del Dolor S.A.S. ha vulnerado a la señora Martha Liria Sepúlveda Campo, razón por la cual se ordena a la citada IPS, cumplir con lo establecido por el comité científico interdisciplinario para morir dignamente, en acta emitida el pasado 6 de agosto del presente año, por medio de la cual, se le informa y reconoce a la tutelante, que cumple con los requisitos para ejercer su derecho a morir dignamente a través de la eutanasia según lo establecido por el precedente jurisprudencial”, señaló el fallo.

Así mismo, ordenó a Incodol, por conducto de su representante legal o quien haga sus veces, que en el término improrrogable de cuarenta y ocho horas acuerde con la señora Martha Liria Sepúlveda, el día y la hora en que habrá de llevarse a cabo el procedimiento eutanásico, siempre y cuando ésta mantenga su voluntad de practicarlo.

Precisamente por el caso de Sepulveda EL MINISTERIO DE sALUD SE PRONUNCIÓ SOBRE LA SENTRNCIA DE LA CORTE cONSTITUCIONAL y fue para cuestionar el texto lleno de “evidente ambigüedad” e incongruencias; por lo que pide más claridad y niega reglamentar este tipo de procesos.

La Corte respondía a la entidad días después asegurando que fue clara con su sentencia y que debía aplicarse en Colombia, también conclutó que el MinSalud no buscaba explicaciones sobre el fallo sino que pretendía reabrir el debate.

El primer paciente no terminal en toda Latinoamerica en recibir la eutanasia fue Víctor Escobar en la tarde del 7 de enero, un día antes que Martha, ambos ya lograron hacer valer su derecho de morir dignamente en Colombia.