En un comunicado señalan que ocho miembros de la organización de E.I. adelantaron los atentados que dejan hasta ahora más de 140 muertos y 250 heridos, 80 de ellos están graves. Siete de los terroristas murieron al activar los explosivos.

Por internet informaron que «ocho hermanos con cinturones explosivos y rifles de asalto» llevaron a cabo «un bendito ataque contra la Francia Cruzada”.

Poco antes del comunicado, el presidente de Francia calificó los ataques como “un acto de guerra”. Los ataques fueron cometidos en las afueras de París, donde Francois Hollande asistía a un partido de fútbol amistoso entre Francia y Alemania, específicamente en la sala de conciertos Bataclan. Este fue el más sangriento. No obstantes, fueron seis atentados casi simultáneos son los más sangrientos en Europa hasta hoy.

Francia estaba en máxima alerta desde los atentados  de enero pasado contra el semanario satírico Charlie Hebdo y un supermercado kósher.

Testimonios de los sobrevivientes indican que los asaltantes gritaron «Dios es grande», haciendo referencia a la intervención militar francesa en Siria, culpándo a Hollande por el ataque. De esta manera Siria surge como causa principal, siendo un país en guerra desde 2011 y donde Francia participa en los bombardeos de la coalición antiyihadista. De acuerdo con las declaraciones a AFP de Pierre Janaszak, de 35 años, que estaba en Bataclan, «he oído decir claramente a los rehenes: ‘La culpa es de Hollande no tiene por qué intervenir en Siria. Hablaron también de Irak».

«Eran hombres extremadamente decididos y fríos, que recargaban metódicamente sus fusiles de asalto, Sin piedad», explicó Julien Pearce, un locutor que sobrevivió al ataque. En la sala de conciertos, abarrotada por unos 1.500 espectadores, dos o tres asaltantes irrumpieron durante el concierto del grupo estadounidense Eagles of Death Metal. «Duró unos 10 o 15 minutos. Fue sumamente violento y hubo una ola de pánico», contó el locutor.

No se ha podido identificar a los atacantes. «La mayoría quedaron pulverizados cuando hicieron saltar sus cargas», explicó una fuente policial. Se asume existieron complicidades internas para lograr el atentado de acuerdo con las declaraciones del mandatario francés.

La tragedia sembró el pánico en la capital, Los eventos deportivos fueron suspendidos en la región parisina, los museos, las escuelas y lugares turísticos, cerrados. Se prohibieron las manifestaciones hasta el jueves.

ataques en paris  foto