Se trata de 11 bienes inmuebles por valor de $766 millones, ubicados en Barranquilla, Soledad y Santa Marta.

La Fiscalía informó este viernes en un comunicado que dictó extinción de dominio contra 11 bienes, avaluados en más de $766 millones, de propiedad del gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo y del exalcalde de Santa Marta, Rafael Martínez, en medio del proceso que se les sigue por la contratación de adecuación de centros de salud en la capital magdalenense.

El ente acusador indicó que a través de la Dirección Especializada de Extinción del Derecho de Dominio inscribió ante la Oficina de Instrumentos Públicos las medidas cautelares de embargo, secuestro y suspensión del poder dispositivo impuestas a los 11 bienes inmuebles que «habrían sido adquiridos con dineros producto de las irregularidades detectadas en los contratos de demolición, construcción y adecuación de cinco centros de salud, de los cuales, sólo uno fue terminado».

La Fiscalía recordó en el documento que investiga a Caicedo Omar porque «durante su gestión como alcalde de la ciudad (2012 – 2015), tanto él como su sucesor, Rafael Alejandro Martínez (2016 – 2019), suscribieron contratos que fueron cuestionados y representaron una renta ilícita de $4.129 millones».

Los bienes afectados con medidas cautelares con fines de extinción de dominio están representados en dos predios en Barranquilla y un local comercial en Soledad (Atlántico); dos casas, un apartamento, un garaje, dos depósitos y dos lotes en Santa Marta (Magdalena), se lee.

Advirtió finalmente el organismo de investigación penal que, por la pandemia, las propiedades, que figuran a nombre de los exalcaldes y terceros, serán ocupados una vez termine el aislamiento preventivo.