EPM Hidroituango Regiones

EPM no puede más con HidroItuango y pide permiso para vender parte de las empresas

Escrito por Politika 2

MEDELLÍN. EPM anunció que solicitará autorización al Concejo de Medellín para vender parte de la empresa. Se trata de compensar las pérdidas generadas por la contingencia de HidroItuango por lo que es necesario vender activos por 4 billones de pesos. La situación es tan grave, que si no se aprueba la venta, se vería en riesgo la estabilidad financiera de las Empresas. Así lo dio a conocer el gerente Jorge Londoño de la Cuesta

Entre lo que pretende vender EPM para mantenerse con vida, se incluye algunas participaciones que las empresas tiene en empresas, como el Banco Davivienda y el 10% de las acciones que tiene en ISA.

El gerente dijo que la estrategia es vender las acciones que se tienen de manera minoritaria en empresas al igual que renunciar a los negocios que  EPM tiene en Chile como lo son la empresa de aguas y la de energía eólica. “Iniciaremos los trámites para enajenar Aguas de Antofagasta y el parque eólico Los Cururos. Con eso el grupo EPM va a asegurar el capital necesario para seguir realizando todas las inversiones que requiere el grupo y atender de la mejor manera la contingencia en Hidroituango”, dijo.

De la Cuesta informó que se trata de compensar los recursos perdidos sin que se vean afectados los negocios en colombia y sin renunciar al plan de inversiones que se tiene. En ese sentido, al vender, se asegura que los 10 billones de pesos calculados en la mejora de infraestructura, crecimiento y mantenimiento de las redes de acueducto y alcantarillado de Medellín y otras poblaciones antioqueñas, se mantenga.

En el mismo sentido, explicó que si se logran concretar los negocios de venta de activos con el permiso del Concejo Municipal, también se podrá mantener los planes de inversión en materia de transmisión y distribución de energía eléctrica “Ese tren de inversiones no se puede parar. Es una decisión clara desde el principio de la administración”, dijo Londoño de la Cuesta.

Complementario a la solicitud de venta de activos, el gerente anunció un fuerte recorte en un exigente plan de ahorro que espera logre contener más de un billón de pesos. “No se frena el tren de inversiones. EPM, afortunadamente, tiene solidez patrimonial para superar la contingencia en Hidroituango”, enfatizó el gerente de la entidad que se muestra optimista al recordar que las Empresas Públicas de Medellín, son sólidas.

Para demostrarlo, se reveló el comportamiento financiero de las empresas que a diciembre de 2017 entre filiales y subsidiarias, alcanzaron 9,3 billones de pesos y que aunque los costos aumentaron con los recursos desviado para la atención de la emergencia, el Ebitda de la empresa creció 10% durante el primer semestre del año, respecto al mismo período.

Lo que necesitan ahora para contrarrestar las pérdidas en HidroItuango y continuar salvando la represa, es vender el 32,2 % de lo que se tiene, aprovechando que, pese a la crisis con la represa, la calificadora Fitch Ratings le dio un AAA de EPM en largo plazo con la salvedad de que está en observación negativa por su estabilidad según como se maneje la crisis.

“La observación negativa sobre la calificación refleja una probabilidad mayor de retrasos en la construcción del proyecto hidroeléctrico Ituango, lo cual probablemente aumentará la presión sobre la estructura de capital de EPM de manera sostenida. Adicionalmente, aspectos logísticos y del medio ambiente aumentaron la incertidumbre en torno a la posibilidad de sobrecostos significativos y de pasivos asociados. La acción de calificación responde al colapso súbito de una sección de la montaña donde se ubica Ituango y que bloqueó el túnel de desviación del río Cauca aguas abajo del proyecto”, anotó Fitch.

El Gerente de EPM, Jorge Londoño de la Cuesta, también dijo que en la actualidad se adelanta un proceso de auditoría interna con el concurso de la oficina de control interno, con investigaciones que busca establecer las responsabilidades tras los hechos que sucedieron con en HidroItuango. “Le pedí a Auditoría que me haga un análisis pormenorizado de todos los procesos que se hicieron. Y a Control Interno que evalúe las posibles inconsistencias que se pudieron haber presentado durante el licenciamiento (…) se pudieron haber presentado algunas inconsistencias en las fechas, en lo que tiene que ver con licencias ambientales”, puntualizó el gerente.

Desde hace un mes, ya la empresa venía considerando esta medida y había sostenido varias reuniones con los accionistas. En términos reales, esto significa descapitalizar la empresa en un 30% con la venta de los activos y existe el concepto técnico, que si no fuera aceptada la venta, EPM, para poder mantenerse, necesitaría de un importante crédito, recortar el plan de inversiones o pactar con la administración un aumento en las tarifas y servicios.

Las empresas lo que buscan con la autorización de la venta, es no tener que llegar a medidas extremas que impacte en los usuarios ni afecte el desarrollo de flujo en la empresa. También es de recordar, que la solicitud de venta no significa una venta inminente y que en la medida que se logren obtener recursos, es posible que no sea necesario vender todo.

En sí, la solicitud de autorización tiene un techo al que se puede alcanzar, pero no significa que efectivamente se tiene que vender el total de los 4 billones; es solo una cifra tope calculada que puede ser menos, si no existen mas complicaciones y si el comportamiento del mercado lo permite.

Vía Ifmnoticias   Somos MedialCo

Acerca del Autor

Politika 2

Deje un Comentario