Un total de 76.859 dólares pagó el hijo del mandatario estadounidense por ocho días de estadía y por abatir con mira láser a dos ejemplares de especies en extinción.

Una expedición a Mongolia con fines de cacería realizada por Donald Trump Jr. en agosto pasado costó cerca de 60.000 dólares más de lo que el Servicio Secreto de EE.UU. reveló inicialmente, según documentos obtenidos por el grupo Citizens for Responsibility and Ethics in Washington (CREW).

En realidad, el viaje de ocho días le costó 76.859 dólares, en vez de los 17.000 originalmente revelados. Los documentos adicionales fueron recibidos después que la organización los solicitara en el marco de la Ley de Libertad de Información. Según detalló el grupo, los costos publicados anteriomente no incluían la parada del hijo del inquilino de la Casa Blanca en la capital del país y su reunión con el presidente de Mongolia, Khaltmaagiin Battulga, encuentro del que nunca trascendieron los motivos.

La cacería llevada a cabo por Donald Trump Jr. en Mongolia terminó con dos ejemplares de especies protegidas muertos, lo que no le representó incovonvenientes gracias a un permiso otorgado de forma retroactiva por el Gobierno local. Con un rifle con mira láser abatió un argalí, una especie de muflón asiático de grandes cuernos que está en peligro de extinción.

Además, cazó un ciervo rojo, lo cual requiere, al igual que en el caso anterior, de un permiso especial.

La CREW todavía está investigando otros aspectos del viaje, incluyendo el posible involucramiento del Departamento de Estado de EE.UU., e intenta precisar si Donald Trump Jr. recibió permiso del Departamento del Interior para llevarse a casa los cuerpos de sus presas.

RT