Con un alto elogio a más de 160 años de historia del Partido Liberal, el presidente del senado Luis Fernando Velasco, dijo que la colectividad se debe edificar en su presente y su futuro alrededor de la gente. “Hoy, la sociedad colombiana está en un punto de quiebre, con nuevos valores, a través el acuerdo final de La Habana”, dijo

La posición de Velasco se produjo durante en el Encuentro Nacional del Partido Liberal en el Centro de Convenciones de Bogotá, tras recordar que la violencia dejó a su paso muerte, desolación y miles de muertos. “La aplicación de la justicia, debe sembrarse sobre el perdón. Que trascienda la paz, territoriales con el protagonismo a los hombres y mujeres liberales”, recalcó

“La meta del partido liberal, no puede ser parte de un Gobierno, sino a través de nuestras ideas, ser una opción de Gobierno, bajo un escenario de justicia social. Cuando seamos Gobierno, no nos dediquemos a buscar el titular amable de los medios de comunicación. Hay que levantar la bandera la defensa de la justicia social del país”, afirmó

El presidente del senado Luis Fernando Velasco, invitó a los integrantes del Partido Liberal a alejarse de los debates mediáticos y trazar una hoja de ruta en defensa de la educación universal gratuita, que le permita a las presentes y futuras generaciones acceder a una Universidad Pública de calidad.

“Tenemos que valorar, como se ha venido construyendo la paz. La paz, parece una proclama liberal.  Nuestra colectividad  debe liderar las reivindicaciones sociales del país.  Debe estar complementada por la descentralización. Los que tienen pereza a la paz, también le tienen pereza a la descentralización”, anotó.

Finalmente, Velasco llamó la atención de la Convención Nacional Liberal que se desarrolló desde el pasado jueves 12 de mayo en Bogotá, a recuperar la industria colombiana. “El partido liberal, debe volverse a encontrar con un sector de la economía que genera empleo. Ese ha sido mi compromiso desde la presidencia del Senado”, sentenció.

“El Partido Liberal, debe defender a las minoría, al medio ambiente, al agua y la industria. Ser liberal, no es una franquicia. Ser liberal, es asumir los retos. Un partido que defienda el derecho de los ciudadanos, de los animales. Una colectividad moderna, que no debe servir para ganar una elección sino para hacer un buen Gobierno”, añadió