Se investiga porque la enfermera que aplicaba la inyección del biológico lo hizo sin el liquido. la abuela entro en depresión y profunda tristeza acabaron con su ilusión de vacunarse

Abuela inyectada con jeringa vacía tendrá seguimiento psicológico porque quedó triste
Lo dijo la nieta de Celina Bautista de Alvarado, adulta mayor que asistió a su cita de vacunación, en Santander, pero primero fue pinchada con inyección vacía.

Imagínate, ella se siente tiste, acongojada; siente que todo fue una burla. Se siente bastante triste. La clínica ofreció hacerle seguimiento psicológico, eso fue lo único que nos ofrecieron”, contó Hernández.

La nieta agregó, en Caracol Radio, que han intentado mantener a su abuela al margen del caos, para que no se preocupe más; “estaba demasiado ilusionada”, reiteró.

Aseguró que fue ella la que se dio cuenta de que la jeringa estaba vacía y no la enfermera, como dijo la Clínica Foscal ( de Floridablanca Santander)—donde la abuela fue citada— y que exigió que le inyectaran la dosis.

Tampoco cree que se haya tratado de un error humano, y considera que la actitud de la clínica no fue la adecuada para manejar este caso.

Ahora, la familia de Alvarado no sabe si en realidad ella recibió la vacuna COVID-19, y esperan que le hagan seguimiento a la salud de la abuela.