Después de una larga campaña, con una masiva participación de los colombianos, la democracia ha hablado, Iván Duque, el candidato de Centro Democrático y Gustavo Petro Urrego, el candidato de Colombia Humana y MAIS disputarán la segunda vuelta presidencial, para definir quien llevará las riendas del país en los próximos cuatro años.

Con la mayor votación, más de siete millones quinientos mil votos, Iván Duque salta a la contienda final.

Gustavo Petro, su gran opositor, llegó con más de cuatro millones ochocientos mil votos y ambos se disputarán la Presidencia la República.

Iván Duque fue escogido como candidato presidencial del Centro Democrático luego de un proceso de encuestas en el interior de su partido frente a otros cinco copartidarios. Posteriormente participó en una gran consulta popular contra el exprocurador Alejandro Ordoñez y Marta Lucia Ramírez, quien se convirtió en su fórmula vicepresidencial.

Iván Duque Márquez, el ganador de la primera vuelta electoral a la Presidencia, con un 39,11 % de la votación (7.536.231 votos), llegó a la contienda con el impulso del Centro Democrático y el pleno respaldo del senador Álvaro Uribe Vélez.

Este bogotano, de 41 años, abogado de la universidad Sergio Arboleda, ya había vencido en la consulta de marzo a Marta Lucía Ramírez, hoy su fórmula vicepresidencial, y al exprocurador Alejandro Ordóñez, su actual jefe de debate, resultado que lo convirtió en todo un fenómeno político.

Colombia acudió a las urnas este domingo para elegir al Presidente que sucederá a Juan Manuel Santos a partir del próximo 7 de agosto, en las primeras elecciones presidenciales luego de la firma del histórico acuerdo de paz con las FARC. Siete candidatos de un amplio arco ideológico estuvieron en la contienda, con la casi certeza, según las encuestas, de que será necesaria una segunda vuelta para definir al ganador. El contexto no fue sencillo:  se ha denunciado fraude en la Registraduría y riesgo electoral en 76 municipios por presencia de grupos armados.

Con el 99,19% de las mesas escrutadas, el candidato uribista Iván Duque se impuso por amplia diferencia, con un 39,11% de los votos. Sin embargo, deberá disputar la presidencia en segunda vuelta con Gustavo Preto, quien culminó segundo, con el 25,1%.

Atrás quedaron Sergio Fajardo (23,77%) y Germán Vargas Lleras (7,25%).

Iván Duque tiene 41 años y nació en la ciudad de Bogotá.

Es abogado de la Universidad Sergio Arboleda con maestría en administración pública de la Universidad de Georgetown.

Trabajó como asesor en el Ministerio de Hacienda durante el gobierno de Andrés Pastrana e hizo parte del Banco Interamericano de Desarrollo como jefe de la división de asuntos culturales, creatividad y solidaridad.

En el 2014 ganó una curul en el Senado con el partido Centro Democrático, cargo al que renunció en marzo del presente año luego de conocerse los resultados de la Gran Consulta por Colombia, la cual disputó con Marta Lucia Ramírez y Alejandro Ordoñez.

En esa oportunidad Duque consiguió 4’032.736 (67,73%) de los votos, lo que lo convirtió en el candidato de la derecha.

Iván Duque llegó a la primera vuelta con el apoyo del Movimiento Mira, algunos miembros del Partido Conservador, Libre y Justa y Viviane Morales.

Duque, a lo largo de la campaña recibió el apoyo del “fortín” cristiano, el partido MIRA, Colombia Justa y Libres.

Esos apoyos más la adhesión de Viviane Morales le dieron, sin duda, gran peso a su campaña además de contar siempre con su mayor respaldo, el ex presidente Álvaro Uribe Vélez.

Gustavo Petro, por su parte, inscribió su candidatura por firmas por el movimiento Colombia Humana; avalado con 550.337 firmas se legitimó como candidato presidencial y también participó en una consulta popular contra Carlos Caicedo superándolo por una diferencia bastante amplia.

A lo largo de la campaña, Petro recibió el apoyo de varios sectores políticos, el Partido UP, el Partido Comunista de Colombia, bases del Polo Democrático, Partido Verde y hasta bases de los partidos tradicionales del Partido Conservador y el Partido Liberal.

En reiteradas ocasiones Gustavo Petro invitó a una gran convergencia a Sergio Fajardo y a Humberto de la Calle, pero tras varias reuniones no fue posible.

Sergio Fajardo, el candidato de la Coalición Colombia, estuvo muy cerca de llegar a segunda vuelta, menos de 400 mil votos lo separaron de Gustavo Petro, y se abre una gran incógnita ¿Qué hará el ex gobernador de Antioquia?.

En sus últimas declaraciones descartó una alianza con el candidato progresista Gustavo Petro. Se debe tener algo en cuenta, que Fajardo no cabalgó solo, lo hizo bajo una alianza con el Polo Democrático y el Partido Verde, es decir con Jorge Robledo y Claudia López respectivamente.

El senador del Polo, Jorge Robledo, tiene amplias diferencias con Gustavo Petro, lo cual cerraría la posibilidad de que se vayan juntos a la segunda vuelta, sin embargo es prácticamente imposible que el senador de la oposición al gobierno no se alíe con el candidato de derecha Iván Duque.

Por su parte Claudia López ha sido menos reacia a una gran convergencia, pero nada está dicho y la Coalición Colombia tiene que tomar decisiones si no quiere quedar al margen de la política.Los grandes perdedores son el Partido Liberal, con Humberto de la Calle, que logró poco menos de 400 mil votos y Germán Vargas Lleras, quien había pavimentado su candidatura presidencial desde hace más de 8 años.

Sin embargo, el ex congresista, dos veces ministro y exvicepresidente logró apenas cerca de millón y medio de votos, lo cual es sorprendente, pues su partido, Cambio Radical, duplicó su fuerza en el Senado.

Lleras tuvo varios tropiezos en esta campaña, los escándalos de corrupción de su partido y su falta de carisma hicieron que no repuntara.

Probablemente Germán Vargas Lleras tenga algún acercamiento con Iván Duque, pues en los foros y debates presidenciales siempre hubo grandes coincidencias entre ellos dos.

Aún hay grandes incógnitas, ¿qué harán las bancadas del Congreso? ¿Habrá paso a una gran convergencia “alternativa”? Falta mucho por decir, pero algo es seguro, el uribismo se mantiene como una de las principales fuerzas políticas del país y está más vivo que nunca.

El ex negociador Humberto de La Calle fue el primero en reconocer la derrota.

En el cuarto puesto aparece el exvicepresidente Germán Vargas Lleras, del movimiento de derechas Mejor Vargas Lleras, con 7,25 % y detrás se sitúa el exjefe negociador del Gobierno con las Farc, Humberto de la Calle, del Partido Liberal, con 2,06%.

En sexta posición está el pastor evangélico Jorge Trujillo, del movimiento Todos Somos Colombia, con 0,39%.

Los promotores del voto en blanco reciben 0,31% de los votos.

Estos resultados confirman lo pronosticado por todas las encuestas de intención de voto divulgadas en los tres últimos meses, que daban a los candidatos en el mismo orden en que han quedado este domingo.

Más de 36,2 millones de colombianos estaban llamados a las urnas para elegir al sucesor de Santos, que será presidente entre 2018 y 2022.

Santos fue uno de los primeros en votar y lo hizo en una mesa situada en el Capitolio Nacional junto con su familia.

El jefe de Estado se declaró confiado en que la de este domingo fuera “la elección con la mayor participación en la historia de Colombia”, ya que en los últimos meses se inscribieron para hacerlo muchos ciudadanos, lo que consideró “un buen augurio” en el país, donde la abstención suele ser cercana al 50%.

El presidente comentó la participación del líder de la Farc, Rodrigo Londoño (‘Timochenko’) y dijo que esta es la primera vez que la antigua guerrilla, ahora convertida en partido político, participa en unas elecciones presidenciales con votos y no con ataques.

“Vi la foto de ‘Timochenko’ votando. Eso es muy diciente, las primeras elecciones con las Farc participando y no saboteando”, manifestó Santos.

Los colombianos definían su voto entre seis candidatos que abarcan todo el espectro político del país: Iván Duque, del partido uribista Centro Democrático; el izquierdista Gustavo Petro, del movimiento Colombia Humana y Sergio Fajardo de Coalición Colombia, de centroizquierda; Germán Vargas Lleras, del movimiento de centroderecha Mejor Vargas Lleras; Humberto de la Calle, del Partido Liberal y Jorge Antonio Trujillo, de Todos Somos Colombia.

Al contrario de otras oportunidades, los candidatos no votaron a primera hora, con excepción de Fajardo, que sufragó en su natal Medellín, donde invitó a la gente a “votar masivamente” porque según dijo, “la corrupción vive de la abstención”.

Cerca del mediodía lo hicieron el resto, entre ellos Duque, que lo hizo con la esperanza de ganar las elecciones para gobernar el país “sin espejo retrovisor, mirando hacia el futuro de nuestro país”, según dijo.

Por su parte Petro, que en los últimos días denunció que se preparaba un fraude en su contra, afirmó después de votar que “la garantía hoy no la da el Estado, la da la ciudadanía”, y pidió a sus seguidores que graben con sus teléfonos “cualquier tipo de delito, de fraude” y lo denuncien a las autoridades.

“Es la primera vez en cincuenta años que votamos en paz, no hay una sola mesa cerrada. Hoy realmente tenemos que celebrar, no sólo el ejercicio democrático sino las posibilidades realmente de continuar trabajando por una paz firme”, aseguró a su turno De la Calle, quien fue negociador del Gobierno en los diálogos con las Farc.

El último candidato en votar fue Vargas Lleras, quien pidió a los demás candidatos que acepten el resultado de las urnas porque, dijo, “es importante respetar las instituciones”.

Con respecto a la jornada electoral, el presidente Santos dijo que, a diferencia de elecciones de otros años, “no hay ninguna novedad” que afecte el proceso y destacó que “las votaciones han sido bastante voluminosas en lo que ha transcurrido”.

En el mismo sentido se expresó el director de la Policía de Colombia, general Jorge Hernando Nieto, quien dijo que la situación de orden público en el país fue de absoluta normalidad.

“El primer reporte es de total normalidad en todo el país. No hay ningún hecho que afecte el proceso electoral”, manifestó Nieto a periodistas en las primeras horas de la jornada.

A ese ambiente de normalidad contribuyen no solo la firma de la paz con las Farc sino el alto el fuego unilateral de cinco días ordenado por la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) con motivo de las elecciones.

La vicefiscal general, María Paulina Riveros, a la mitad de la jornada la captura de 74 personas por orden judicial por hechos distintos.

Una persona fue capturada en flagrancia en el municipio de San Bernardo del Viento (Córdoba) por alteración del voto (al marcar un voto de una persona en condición de discapacidad).

La vicefiscal Riveros informó que también se habían registrado 14 denuncias por perturbación del certamen electoral, fraude, constreñimiento al elector, alteración de resultados, corrupción del sufragante y favorecimiento del fraude, entre otros delitos.

Según Riveros, los capturados fueron detectados en puestos de votación ubicados en inmediaciones de municipios ubicados en departamentos como Boyacá, Antioquia, Atlántico, Huila, Valle, Santander, Risaralda, Chocó, Magdalena y Cesar.

La nota particular de la jornada estuvo a cargo de la primera dama de Colombia, María Clemencia Rodríguez, al votar con un pantalón con franjas laterales en las que se podía leer “Fake news” (noticias falsas).

“Hoy voté con la ilusión de que sigamos construyendo sobre lo construido”, manifestó después Rodríguez en las redes sociales.

Hasta mitad de jornada y por factores relacionados con las lluvias habían sido trasladados 53 puestos de votación que abarcan 224 mesas.

Vía Reporteros Asociados del Mundo