• Durante la formalización de la creación de Barrancominas como nuevo municipio de Guainía, el Mandatario afirmó que no quiere que “en la sociedad haya más pirómanos invitando a la juventud a expresarse a través de la violencia”.

• “No puede ser que nosotros veamos cientos de policías heridos por vándalos y por pillos, y no puede ser que se incite a la violencia. A todos nos duelen los incidentes de violencia –como también lo expresé públicamente que nos dolió el caso de Dilan (Cruz)–, porque lo que nosotros queremos es que eso no ocurra en la sociedad, ni lo uno ni lo otro”, afirmó.

Barrancominas, Guainía, 1º de diciembre de 2019.

El Presidente de la República, Iván Duque Márquez, llamó la atención este domingo sobre los efectos negativos, para la economía y para los ingresos de familias “trabajadoras y abnegadas”, que han dejado las protestas de los últimos días en el país, y enfatizó que la disposición al diálogo hace innecesarias dichas manifestaciones.

“Todas las expresiones ciudadanas se escuchan, pero no podemos seguir viendo más pérdidas en la economía, porque si nosotros nos escuchamos y tenemos, además, una democracia vibrante y con instituciones, no puede ser que hayamos perdido un billón de pesos en ocho días, porque esos son los ingresos de comerciantes humildes, de familias trabajadoras y abnegadas”, aseguró, en tono enfático, durante el acto de nombramiento y posesión de la primera alcaldesa del nuevo municipio de Barrancominas, en el departamento del Guainía.

El Jefe de Estado lamentó las consecuencias negativas para la integridad de los miembros del Esmad de la Policía, como también para la población civil, presentadas durante las jornadas de protesta.

“No puede ser que nosotros veamos cientos de policías heridos por vándalos y por pillos, y no puede ser que se incite a la violencia. A todos nos duelen los incidentes de violencia        –como también lo expresé públicamente que nos dolió el caso de Dilan (Cruz)–, porque lo que nosotros queremos es que eso no ocurra en la sociedad, ni lo uno ni lo otro”, recalcó. 

Descalificó los mensajes de voces incendiarias intentando exacerbar los ánimos de los jóvenes.

“No queremos en la sociedad que haya más pirómanos invitando a la juventud a expresarse a través de la violencia; y no queremos que los jóvenes sientan que la única forma de ser escuchados es a través de la protesta”, enfatizó. 

Gran Conversación Nacional

El Presidente Duque aseguró –así mismo–, que la salida está en que los diferentes sectores expresen sus inquietudes en el escenario de la Gran Conversación Nacional.

“La Gran Conversación Nacional es para que todos puedan expresar sus propuestas, y que las propuestas sean escuchadas constructivamente, sin imposiciones, sin exigencias, sin ultimátums, sino que todos seamos capaces de escucharnos y ponernos en los zapatos del otro. Por eso, la Gran Conversación Nacional es plural, es participativa, será en los territorios y está ejerciéndose para que la voz de los ciudadanos sea la que nos inspire”, aseveró. 

Finalmente, manifestó que el interés último de su Gobierno es mantener al país en la senda del desarrollo.

“Como Presidente, tengo la humildad para escuchar y para atender, para corregir, pero siempre para que Colombia marche hacia adelante, porque queremos este país creciendo y transformando las vidas de los ciudadanos”, puntualizó.