Las autoridades mexicanas elevaron a 149 la cifra de víctimas mortales del terremoto de magnitud 7,1 que sacudió hoy el centro del país, mientras que los servicios de emergencia continúan con las labores de rescate en las zonas afectadas. El coordinador nacional de protección Luis Felipe puente confirmo las cifras en su cuenta de Twitter

Detalló que 55 de los muertos se reportaron en Morelos, 49 en la Ciudad de México, 32 en Puebla, 10 en el Estado de México y 3 en Guerrero.

Puente pidió a la población mantenerse alerta ante la posibilidad de réplicas, mientras en distintos puntos de la capital mexicana siguen las labores de rescate, gracias a la instalación de plantas de luz en las zonas donde hay edificios colapsados, alrededor de una treintena.

Los soldados y marinos se integraron a los trabajos que desde los primeros minutos asumieron los ciudadanos y tomaron el mando para continuar con las labores de búsqueda de sobrevivientes junto con los cuerpos de emergencia.

Equipos de emergencia se esfuerzan por rescatar a las personas atrapadas en los edificios derrumbados en Ciudad de México, en medio de un caos circulatorio que dificulta el paso de ambulancias y por el temor a que se produzcan nuevos temblores.

El sismo de este martes coincidió con el 32 aniversario del poderoso terremoto que causó miles de muertos en 1985 y apenas dos horas después de un simulacro de un movimiento telúrico en todo el país.

Y ocurrió solo unos días después de que el 7 de septiembre pasado otro poderoso terremoto, de magnitud 8,2, el más fuerte desde 1932, dejó 98 muertos en el sur del país; 78 en Oaxaca, 16 en Chiapas y 4 en Tabasco.

México volvió a temblar con fuerza por segunda vez en dos semanas. Un sismo de magnitud 7,1 sacudió este martes el centro del país. Al menos 120 personas han fallecido en diferentes zonas —36 de ellas, en la capital del país—, según la Agencia de Protección Civil, aunque se espera que la cifra aumente con el paso de las horas. En Ciudad de México se han derrumbado al menos 44 edificios en distintos lugares de la ciudad. El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, ha declarado emergencia nacional. El sismo se produce el día en que se cumplen 32 años de la peor tragedia que ha vivido México, un terremoto que causó cerca de 10.000 muertos.

El sismo, con epicentro en los límites de Morelos y Puebla, ha retumbado enormemente, con mayor fuerza que el de hace dos semanas. A diferencia de entonces, las alarmas sísmicas no funcionaron en esta ocasión. Dos horas antes del sismo se había realizado un simulacro en la capital, una práctica habitual desde el terremoto de 1985. Ha habido cortes en el servicio eléctrico y en el servicio de telefonía. Funcionarios de Protección civil advierten a la población de que hay fugas de gas. “¡No fumen! ¡Hay fugas de gas!”, gritaban los socorristas mientras corrían por la calle. Los edificios que se han derrumbado en Ciudad de México están localizados en distintas zonas, como en las colonias Condesa, Del Valle, Narvarte, Centro, Coyoacán y Xochimilco, entre otras. Las operaciones aéreas están suspendidas en el aeropuerto de la capital.