Merlano es investigada por delitos electorales cometidos en los comicios legislativos del pasado 11 de marzo. La decisión del CNE, le permitirá a la congresista posesionarse como senadora el próximo viernes 20 de julio.

Sin embargo, la Corte Suprema le dictó medida de aseguramiento a Aída Merlano por un moderno sistema de compra de votos en Barranquilla. La congresista es investigada por corrupción al sufragante, ocultamiento, retención y posesión ilícita de cédula, y porte de armas.

De esta manera, Merlano está recluida en recluida en el Buen Pastor mientras se adelanta las investigaciones en su contra por la compra de votos. Es así que no podría posesionarse, porque después de ocho días de que inicien las sesiones, se expondría a pérdida de investidura ante el Consejo de Estado.