La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, entregó un balance de las manifestaciones de este martes y dijo que en general las protestas se desarrollaron de forma pacífica, salvo en cuatro casos en los que tuvo que intervenir el Esmad «como recurso de última instancia ante la agresión violenta de una minoría de encapuchados que pusieron en riesgo la vida de los policías y también de ciudadanos».

Los sitios donde intervino el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) fueron Suba, las Américas, la avenida Caracas con 72 y en la carrera Séptima con calle 13.

López, además, dijo que en esta ocasión no se estigmatizaron a los manifestantes: «El balance de hoy es de aprendizaje. Yo recibí una alcaldía y una ciudad en la que la protesta social se manejó con estigmatización, militarización, toque de queda y muertos, como Dilan Cruz. Hoy podemos informarle a Bogotá que en esta protesta social ni hubo estigmatización, ni hubo militarización, ni hubo toque de queda ni hay muertos que lamentar».

Lea también: Disturbios en Bogotá dejan diez heridos

La mandataria también se refirió a las agresiones contra la Fuerza Pública y a los actos de vandalismo: «Los encapuchados violentos no representan a las mayorías ciudadanas, no representan a los organizadores de las marchas. No son marchantes pacíficos: son, evidentemente, infiltrados violentos que llegan a agredir a nuestra Fuerza Pública y también a ciudadanos que se manifiestan pacíficamente». De acuerdo con López, esta es la razón por la que interviene el Esmad.

Ante este panorama, la alcaldesa le pidió a la Fiscalía judicializar a los infiltrados e investigar los motivos por las que llegan a las manifestaciones. De acuerdo con el balance, tres personas fueron detenidas y judicializadas por agredir a la Fuerza Pública.

Respecto al protocolo para las manifestaciones, la alcaldesa aseguró que este se seguirá usando, pero que hay cosas para mejorar. Por ejemplo, según ella, faltan gestores de convivencia para mediar en las movilizaciones, y en las marchas de este martes se prepararon para menos concentraciones de las esperadas: «Nos preparamos para once puntos [de concentraciones] y en el día tuvimos en realidad 20. Tenemos que estar siempre preparados para muchos más puntos de los que hemos acordado con los manifestantes y con las organizaciones sociales».

Sobre Transmilenio, dijo que el sistema operó en un 90 %, y que se han presentado problemas en Las Américas y el Eje Ambiental. Además, 37 buses fueron afectados por los disturbios (21 zonales (SITP) y 16 de troncales) y siete estaciones fueron atacadas.