Óscar Moreno Ricardo, alias Cachano o El Viejo, tiene un historial delictivo que lo vincula con carteles del narcotráfico mexicanos y grupos al margen de la ley en Colombia

8 de Enero de 2022

Este sábado 8 de enero las autoridades colombianas confirmaron que, en la ciudad de Medellín, localizaron a Óscar Moreno Ricardo, un delincuente conocido como el ‘rey de los semisumergibles’ narcotraficantes -también era conocido como alias ‘Cachano’ o ‘El Viejo’-, uno de los mayores delincuentes vinculado al tráfico de cocaína en el Pacífico colombiano.

Aunque Moreno normalmente actuaba en Acandí, municipio del Caribe chocoano, la Fiscalía General de la Nación informó que en las últimas horas fue capturado en la capital antioqueña. El director del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, Alberto Acevedo Quintero, explicó que la captura del hombre, “con fines de extradición”, se dio gracias una operación de la Fiscalía, el Ejército y la Policía colombiana con el apoyo de la estadounidense DEA.

Efectivamente, alias ‘Cachano’ tiene una orden de extradición a los Estados Unidos por los cargos relacionados con narcotráfico. La Fiscalía estableció que el hombre salía de Acandí hacia otras ciudades para concretar operativos relacionados con el tráfico de estupefacientes hacia el país norteamericano.

En ese país lo solicitó la corte distrital del estado de Texas, en donde reposan las pruebas de la vida criminal de Moreno, la cual señalan que inició en el año 2005. Según el tribunal estadounidense alias ‘El Viejo’ inició su vida criminal siendo el piloto de lanchas rápidas que son utilizadas con el mismo fin que los semisumergibles.

Esta labor lo conectó con personas de los carteles de narcotráfico mexicanos, razón por la que hizo contactos con el cartel de Jalisco Nueva Generación, entre otros. Además, en Colombia, las autoridades también indicaron que este hombre también estaba vinculado a grupos amados como el Clan del Golfo y el ELN, en los cuales “asumió la logística y transporte marítimo de los cargamentos de cocaína al exterior”, estableció la Fiscalía.

Su labor criminal, desde hace cinco años, consistía en la construcción de semisumergibles, un artefacto o tipo de embarcación flotante que se utiliza para camuflar la droga en el mar que se ha hecho muy popular entre los narcotraficantes, pero cada vez es más fácil de detectar para las autoridades. Según el ente investigador Moreno se convirtió en el principal constructor de estos en el país.

“Los elementos de prueba indican que, en estos artefactos artesanales, movía hasta cinco toneladas de clorhidrato de cocaína hacia países de Centroamérica”, explicó el funcionario de la Fiscalía.

Ahora la Fiscalía, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, comunicará la presente captura a la Embajada de Estados Unidos en Colombia, para que adelante los trámites de ley.

Un poder en la sombra

Desde hace varios años, Óscar Moreno Ricardo era buscado por las autoridades nacionales e internacionales, en el año 2020 las autoridades colombianas lo calificaron como uno de los tres ‘narcos invisibles’ más buscados en el territorio nacional. Para las autoridades, después de la caída de capos de la droga como Pablo Escobar o el Chapo Guzmán, quienes se quedaron con el negocio criminal decidieron manejar un perfil menos ostentoso, que evitara la intriga de las autoridades.

Ese es el caso de el ‘rey de los semisumergibles’ que fue capturado este sábado 7 de enero. En un informe especial sobre este hombre El Espectador detalló que anteriormente había trabajado para el cartel del norte del Valle, más conocidos como ‘los Comba’y también había trabajado junto a Juan Carlos Rivera Ruiz, conocido como el narcotraficante 06, quien fue extraditado en 2011 a los Estados Unidos.

Pero el diario bogotano estableció que este no era el único nexo con el narcotráfico de alias ‘Chacano’, señalaron que también estaba ligado con oro ‘narco invisible’ llamado Javier García Rojas, alias ‘Maracuyá’, un temido delincuente que trabajo en La Oficina, una esructura sicarial creada por Escobar en la década de los años 80.

De alias ‘Maracuyá’, Moreno aprendió a usar la región del Pacífico para enviar grandes laijos de droga a Honduras y Panamá con lanchas rápidas y semisumergibles en los puertos ilegales en Acandí. En su momento, alias ‘Cachano’ tuvo tanto control del negocio en Nariño que, según las autoridades, era quien se sentaba a negociar con los capos de los carteles mexicanos.