Atrás quedo la rumba y el guayabo hoy volvemos a la  dura realidad, este será un año difícil en materia económica para millones de colombianos.

El aumento de solo el 7 por ciento en el salario mínimo, será rebasado por la cascada de alzas en alimentos, arriendos, textos, pensiones en los colegios, internet y tecnología celulares computadores vehículos y en general todo lo que venga importado. Todo gracias a la Reforma tributaria integral de este gobierno que rige desde hace unas horas.

59 productos de la canasta familiar tendrán en sus precios aumento de tres puntos en el IVA, se va a sentir más  en  pastas, margarinas, aceites, embutidos, cereales, productos de aseo, ropa y comidas en restaurantes.

Entre los productos que no tendrán IVA se encuentran: carne, pollo, leche, queso, huevos, ganado bovino, pescado, cerdo, cuadernos, libros, animales vivos, medicamentos, educación, abonos, transporte público, aguas minerales, y fertilizantes.

Dentro de la reforma tributaria quedó aprobado que los tampones y las toallas higiénicas no pagarán IVA del 19 % sino del 5 %, el cual también se le aplicará a las viviendas cuyo valor esté por encima de los $800 millones, pero no quedaron incluidas las viviendas de interés social.

Las bicicletas con un precio inferior a $1,5 millones también pagarán un IVA del 5 %, debido al incentivo del uso de las bicicletas, mientras que la situación cambia para bicicletas con precios superiores, que ya están gravadas con el 19%.

En el tema de tecnología  los teléfonos celulares con precios inferiores a $640.000 quedaron exentos de IVA, así como los planes de datos inferiores a $45.000 pesos. Los que superen esa cifra tendrán que pagar el tributo al consumo, que será del 4 %.

 

A ellos se suma todo el tema de computadores de escritorio y portátiles, quienes también quedaron incluidos dentro del IVA, pero solo si su valor comercial supera los $1,5 millones.

En la reforma tributaria se creó el ‘Impuesto Verde’, con el fin de apalancar compromisos adquiridos del país en materia ambiental. Se aprobó un impuesto a los combustibles fósiles para el consumo nacional, por lo que la gasolina subirá $135 por galón, el acpm se incrementará en $152 por galón, el gas natural elevará su precio en $29 por metro cúbico y el gas propano lo hará en $95. Siempre el aumento en los precios de la gasolina se traduce en aumento en precio de alimentos.

La reforma contempló que el monotributo está orientado a formalizar cerca de 300.000 tenderos, pero solo aplicará para personas naturales, quienes se beneficiarían con un ahorro a la vejez y cobertura en materia de riesgos laborales. Allí se aprobó que estos pequeños negocios paguen de manera conjunta el IVA y el impuesto de renta, equivalente al 1 % de sus ingresos.

En ese sentido, quedó estipulado que las personas con ingresos de $41.654.220 pagarán $40.000. Entre $62.481.300 y $83.308.400 pesos pagarán $60.000 y entre $83.308.400 y $104.135.500 tendrán que pagar 80.000.

El Gobierno estima que con el incremento de tres puntos en el IVA el recaudo para 2017 será de $6,19 billones, un año después sería de $6,87 billones, mientras que para 2020 podría llegar a $15,72 billones. El ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas explico que se hacía necesaria la reforma para cubrir el déficit del País.

La Clase media es la que va a sufrir más opinan expertos. Ahora la expectativa se centra en que impacto va a tener el dólar luego que asuma Donald Trump la presidencia de Estados Unidos. Si aumenta el valor del dólar el impacto será mayor en nuestra economía y el bolsillo de nuestros compatriotas.