Ante el Juez 45 Penal con función de Control de Garantías, el propietario del predio El Tuno, ubicado en los Cerros Orientales de Bogotá, aceptó los cargos imputados por la Fiscalía General de la Nación, consistente en cuatro delitos.

Por los delitos penales relacionados con “invasión de área de especial importancia ecológica, urbanización ilegal, daño a los recursos naturales y fraude a resolución judicial”, fue imputado el señor Alberto Guerra Sánchez, en su condición de representante legal de la sociedad Inversiones Nube Blanca S.A.S. propietaria del inmueble ubicado en el predio “El Tuno”, sector Bagazal, ubicada en la Reserva Forestal Protectora Bosque Oriental de Bogotá; delitos por los que podría verse avocado a pagar 78 meses de cárcel, decisión que será tomada en la siguiente audiencia.

Durante la diligencia desarrollada en el complejo judicial de Paloquemao, ante el Juez 45 con función de Control de Garantías, el señor Guerra Sánchez aceptó los cargos penales que fueron imputados por la Fiscalía General de la Nación y sobre los cuales la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, participó de manera activa en calidad de víctima.

Estamos complacidos con la decisión del juez, para que los infractores ambientales asuman las consecuencias penales que trae consigo cometer delitos graves contra los recursos naturales, como lo sucedido en El Tuno, en Bagazal. Esto demuestra que el trabajo que se ha desarrollado desde la CAR para proteger al ambiente es relevante, importante y necesario, y que seguiremos esforzándonos para conservar las riquezas naturales que hay en nuestra jurisdicción”, sostuvo Juan Camilo Ferrer Tobón, director Jurídico de la CAR.

Y es que fue a través de los constantes operativos de seguimiento y control desarrollados por la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, que se dio inicio a una investigación realizada, en trabajo coordinado durante varios meses con la Fiscalía General de la Nación, para lograr la imputación de cargos contra los dueños del predio El Tuno, quienes tenían tres construcciones de 700, 150 y 70 metros cuadrados, en zona de conservación.

La Corporación continuará, en compañía con las autoridades señaladas, el trámite de las actuaciones penales de los otros inmuebles ubicados en el sector El Bagazal – Cerros Orientales, en donde en posteriores días se realizarán las respectivas audiencias penales.

El proceso sancionatorio ambiental desde la CAR Cundinamarca

Por su parte, la Corporación en su calidad de autoridad ambiental y en virtud del proceso administrativo ambiental iniciado en marzo de 2015 y con la participación del equipo técnico de la Dirección Regional de Bogotá – La Calera, ha venido realizando visitas técnicas, operativos, suspensión preventiva de actividades de construcción en el Lote 7 A El Tuno, que se encuentra ubicado en el sector Bagazal, localidad de Chapinero, en las zonas de rehabilitación ecológica en un 48% y de conservación en un 52%, dentro de la Reserva Forestal Protectora Bosque Oriental de Bogotá.

Por lo tanto y por cuenta de las acciones señaladas, es importante destacar que mediante el Auto DRBC # 0499 del 7 de mayo de 2018, la Corporación formuló pliego de cargos a la Sociedad Inversiones Nube Blanca S.A, que de llegar a ser declarados responsables por afectación ambiental, según los cargos derivados de dicho pliego, la sociedad en mención podría afrontar multas hasta de 5000 S.M.M.L.V e incluso la demolición de la construcción.

Por último, las afectaciones ambientales evidenciadas por la CAR Cundinamarca en las visitas realizadas y que derivaron en la formulación de cuatro cargos contra la sociedad Inversiones Nube Blanca S.A.S. dueños del predio, son: construcción de tres viviendas en zona de reserva, ocupación de cauce quebrada Los Rosales sin autorización, alteración y modificación del cauce de la quebrada Los Rosales sin permiso e intervención áreas forestales protectoras de la quebrada Los Rosales.

Declaraciones de Juan Camilo Ferrer Tobón, director Jurídico de la CAR.