Afirmó el togado:“No puedo casar a dicha pareja del mismo sexo, porque va en contra de mis principios esenciales»

“No puedo casar a dicha pareja del mismo sexo, porque ello contraría mi moral cristiana, va en contra de mis principios esenciales y cuando exista conflicto entre lo que dice la ley humana y lo que dice la ley de Dios, yo prefiero la ley de Dios, porque prefiero agradar primero a mi señor Dios, Todopoderoso, antes que al ser humano”, señaló el juez Ramiro Eliseo Flórez

En el documento de respuesta a la solicitud dice, además el togado, que “no es discriminación” sino “comprensión de las normas”, ya que asegura, que, aunque la Corte Constitucional aprobó el matrimonio igualitario, también está dentro del espectro legal el juramento que como funcionario público hace ante Dios.

“Hay que conocer a Dios para saber la dimensión del juramento que se hace al momento de la posesión como servidor público, y eso solo se logra por el conocimiento de la palabra de Dios, la biblia”, dice la respuesta.

Este caso abre un nuevo capitulo de polémica frente si prevalece la misión del juez y el cumplimiento de las leyes y normas, o la objeción de conciencia, como a la que hace alusión este juez en Cartagena.

En diálogo con BLU Radio, el juez Flórez confirmó la veracidad del documento y ratificó su posición.