La autopsia reveló que su cerebro se había hinchado y pesaba 1.575 gramos, muy por encima del promedio de 1.400 gramos de uno sano.

Un equipo de médicos del Instituto de Investigación Sanitaria de la Fundación Jiménez Díaz (IIS-FJD, UAM) de Madrid, España, propuso una nueva hipótesis sobre la causa de la muerte del mítico Bruce Lee. Considerado el artista marcial más influyente de todos los tiempos, murió repentinamente en Hong Kong, China, a la edad de 32 años. Según los investigadores, las causas de su deceso, que hasta ahora no se han esclarecido completamente, podrían estar relacionadas con algunos trastornos vinculados en cómo su cuerpo procesó el agua, publicaron recientemente en Clinical Kidney Journal.

Con base a un análisis de la información disponible públicamente sobre los resultados de su necropsia, su historia clínica, estilo de vida y antecedentes familiares, los científicos llegaron a la conclusión de que la causa de la muerte fue un edema cerebral debido a la hiponatremia. La incapacidad de sus riñones para excretar el exceso de agua provocó esta peligrosa disminución anormal de la concentración de sodio en la sangre que mató a Bruce Lee en 1973. Su autopsia reveló que su cerebro se había hinchado y pesaba 1.575 g, muy por encima del promedio de 1.400 g de un cerebro sano.

Según los investigadores, Lee (nacido en California, EE.UU., como Lee Jun-fan) tenía múltiples factores de riesgo de hiponatremia. Destacan una alta ingesta crónica de líquidos y el consumo de marihuana, que aumentan de forma aguda la sed.

También relacionaron algunos factores que disminuyen la capacidad de los riñones para excretar agua al promover la secreción de hormona antidiurética (ADH) o interferir con los mecanismos de excreción de agua en los túbulos renales, como medicamentos recetados (diuréticos, medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, opioides, medicamentos antiepilépticos), el consumo de alcohol, la ingesta crónica de alimentos bajos en solutos, antecedentes de lesión renal aguda y ejercicio.

«En otras palabras, proponemos que la incapacidad del riñón para excretar el exceso de agua mató a Bruce Lee», escribieron los investigadores. En las conclusiones de su estudio, los científicos comentan que, irónicamente, Lee hizo famosa la frase «sé agua, amigo mío«, pero el exceso de agua parece haberlo matado en última instancia.