New York “El 20 de enero de 2017, cuando se inicia nuestro mandato,  curemos las lesiones de la división. A todos los republicanos, y demócratas e independientes, les dijo que seré  el presidente de todos los estadounidenses”

Así lo señaló el presidente electo de los Estados Unidos Donald Trump,  tras advertir que su país recuperará su destino. Los americanos debemos soñar con cosas grandes y atrevidas. “Vamos a buscar terreno común, nada de hostilidades, asociaciones, ni conflictos”, indicó en diálogo con representantes del sector privado en New York.

Vamos a arreglar nuestros centros urbanos, y reconstruir nuestros puentes, calles, túneles, aeropuertos, escuelas, hospitales. Vamos a reconstruir nuestra infraestructura. Van a llegar a ser, a propósito, de las mejores del mundo. Y vamos a crear trabajos para millones de nuestras personas para reconstruirlos. Todo de la mano de los ciudadanos”, recalcó el entrante mandatario de los estadounidenses.

“Ningún sueño es demasiado, ningún desafío es demasiado grande. Nada de lo que deseamos para nuestro futuro está más allá de nuestro alcance. América ya no aceptará nada a menos que lo mejor”, anotó