Personas con ingresos de 2.750.000 pesos declararán renta. Vivienda gaseosas y gasolina productos e mayor afectación.

Después de de generar expectativa por varias semanas, durante las cuales se entregaron datos a cuenta gotas, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, presentó la reforma tributaria estructural, sobre la cual será” para buscar simplicidad y equidad en la tributación en el país.”

La reforma de centra en IVA del 19 por ciento a los productos que hoy tienen la tarifa general del 16 por ciento; gravar dividendos, personas naturales que declaran renta a partir de ingresos superiores a 2 millones de pesos; monotributo voluntario para pequeños negocios; grabación de los combustibles líquidos (con excepción del carbón y gas), y el impuesto a las bebidas azucaradas, de 300 pesos por litro.

Explicó el ministro que el tema de las finanzas públicas también es otra razón de peso, para presentar urgente la reforma pues según la exposición realizada, si no se hace , el recaudo pasará del 15 por ciento del producto interno bruto (PIB) al 14,9 por ciento en el próximo año, continuando así una desaceleración que llegaría a 13,5 por ciento del PIB en el 2022.

En el Contenido, que consta de más de 300 propuestas, también se propone “gravar solo la primera venta de vivienda nueva cuyo valor supere los 26.800 UVT (más de $ 800 millones.

El 4 x 1.000 queda permanente, tras la acogida por parte del Gobierno a lo sugerido por los expertos tributaristas, que sustentaron que el recaudo de este impuesto es difícil de reemplazar: representó 0,8 por ciento del PIB en el último año).

De igual manera, el impuesto a la riqueza se elimina y se reorganiza el régimen especial de empresas sin ánimo de lucro.

Como el impuesto a la riqueza no va más, se gravarán los dividendos, tal como se tenía planteado desde un comienzo.

Según el proyecto, no se gravarán los dividendos cuando estos sean destinados a sociedades, accionistas, comuneros, asociados, suscriptores y similares que sean sociedades nacionales, pero sí los que reciban las personas naturales, los cuales se pagaran a través de la declaración de renta. (Además: Estas serían las tarifas del monotributo a pequeños negocios)

El titular de la cartera de Hacienda explicó que los colombianos que reciban dividendos menores a 17,8 millones de pesos no pagarán impuestos, pero quienes tengan este beneficio entre 17’851.000 y 29 millones de pesos tendrán que cancelar una tarifa del 5 por ciento.

De igual forma, en el proyecto . quedó consagrado que los dividendos superiores a este monto (29 millones de pesos) pagarán una tarifa del 10 por ciento en adelante,

En cuanto a los combustibles, se crea una contribución parafiscal al combustible “para financiar el Fondo de Estabilización de Precios de la gasolina”

En cuanto a las personas naturales, .el cambio es en la ampliación de la base de los declarantes de renta y la variación de tarifas aplicables a las personas naturales. Hoy, los colombianos con niveles de ingresos mensuales iguales o superiores a 3’400.000 están obligados a presentar declaración de renta a la Dian.

Sin embargo, de ser aprobada la ley, el nivel a partir del cual se reportará información al organismo será de 2’750.000 pesos. De acuerdo con el ministro Cárdenas, así se ampliará de 2,2 millones a 2,7 millones el número de nacionales que deben reportar información al fisco.

Con respecto a los impuestos territoriales, alrededor de los cuales hay propuestas de modificación a tributos como industria y comercio, el impuesto a los cigarrillos, y el impuesto a los vehículos automotores, se destacan los cambios propuestos al impuesto de alumbrado público, alrededor del cual habrá “una aplicación uniforme del impuesto en todo el país y se simplifica el cumplimiento de esta carga tributaria por parte de sus sujetos pasivos”, dice el proyecto.

Ahora falta ver qué pasará en el Congreso, puesto que, en medio de los rumores que antecedieron la radicación del proyecto de reforma, la sola posibilidad de afectar el consumo de los colombianos, y sobre todo de los de menores ingresos, llevó a los congresistas, inclusive a los del partidos de >Gobierno, a decir en que no apoyarán una iniciativa en materia de incremento de la tarifa del IVA que afecte a los colombianos.

 

.

.

.

 

.

 

.