El 91,8 % de los votantes eligió que continúe en la presidencia. de Mexico

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, celebró este lunes los resultados de la primera consulta de revocación de mandato que se llevó a cabo este domingo al considerar que marca un antes y un después en la historia de la democracia de este país.

«Fue un éxito completo, la gente actuó con mucha responsabilidad, millones de mexicanos, y vamos a ver resultados. Eso es importante, estamos ante un hecho histórico, es algo inédito en la historia de nuestro país», dijo al iniciar su conferencia mañanera.

El mandatario destacó que, por primera vez, se consultó a los ciudadanos para que decidieran si el presidente ha hecho un buen o mal Gobierno y si debe seguir en el cargo o dejarlo.

La jornada, aseguró, sirvió para reafirmar «que es el pueblo el que manda, que es el pueblo el soberano, para que quede claro y eche raíces, para que nadie en ningún nivel de la escala se sienta absoluto».

Durante siglos, recordó, se pensó que la política era asunto de los políticos y que el pueblo no existía. «Ahora estamos en una época nueva, no sólo de democracia representativa sino de democracia participativa, esto ya se aplica en otros países del mundo, los más avanzados, en el terreno democrático, por eso fue un día especial», dijo.

De acuerdo con los datos oficiales reportados por el Instituto Nacional Electoral (INE), solo participó el 18 % del padrón, es decir, alrededor de 16,3 millones de personas, de las cuales el 91,8 % eligió que López Obrador continúe como presidente.

Comparaciones

A pesar de la baja afluencia, López Obrador insistió en que los resultados eran muy buenos y los comparó con las elecciones generales de 2006, cuando él se postuló por primera vez a la presidencia y obtuvo 14,8 millones de votos mientras que Felipe Calderón alcanzó 15 millones.

«La realidad fue otra porque hubo un gran fraude, pero aun con los votos inflados de Calderón ahora obtuvimos más. Aquí hay que tomar en cuenta que (en la consulta) no se instalaron todas las casillas, se instaló un tercio», dijo al explicar que en las presidenciales de 2018 hubo 160.000 centros de votación y ahora solo 57.000.

 «También lo digo porque nuestros adversarios, que se enojan mucho, ahora dicen: es la mitad de los votos que obtuvo el presidente en la elección del 2018. Sí, nada más que con la tercera parte de las casillas y con todas las trampas o boicot del INE, que no se aplicó para poner casillas en todos lados», dijo.

A pesar de todo, añadió; «La gente salió a votar a pie, en cayucos, en lanchas, a caballo, en camionetas, como pudo, pero participando, realmente les agradezco mucho. No tendría cómo pagarles… sí tengo cómo: no traicionándolos jamás y seguir trabajando por el bien del pueblo».

El presidente explicó los resultados de la consulta en los 32 estados del país y mostró fotos de los esfuerzos que hizo mucha gente para ir a votar, ya fuera en cayucos, o esperando en largas filas.