La jornada electoral de este domingo en la segunda vuelta que dejó como ganador al presidente electo de Colombia, Iván Duque, tuvo evidentemente ganadores y perdedores como en todo proceso; solo que en medio de una campaña tan intensa y llena de noticias falsas y crispación por la polarización, hace más evidente a los unos y a los otros.

Ganadores

  1. Sin duda, el ganador obvio y gran ganador es el ahora presidente electo Iván Duque, quien repite por tercera vez una alta votación, consistente con su favoritismo. Ya en primera vuelta había alcanzado 7.569.693 votos incrementando su votación en segunda vuelta a los 10.369.210 siendo el 53,98 por ciento de la votación, al boletín 29 de la Registraduría con el 99,92 por ciento de las mesas escrutadas.
  2. El partido Centro Democrático que se afianza en tan corto tiempo, en el primer partido del país, dejando en el pasado los tradicionales partidos liberal y conservador y tomando distancia de los movimientos y partidos de izquierda que si bien crecen, no lo hacen de manera consistente y necesitan de coaliciones para poder mostrar su votos.
  3. Los organizadores de la campaña de Iván Duque Presidente, organizada y sincronizada en todo el país, con un trabajo incansable que sumó esfuerzos y logró, de lejos, sacar un resultado en más del 80 por ciento del territorio colombiano. La fotografía el nuevo mapa político muestra la motivación que la campaña alcanzó a sembrar en los votantes bajo la bandera de Iván Duque.
  4. La Registraduría Nacional del Estados Civil, que no solo logró una logística impecable para disponer de todo lo necesario en todo el territorio colombiano y en consulados colombianos de todo el mundo, sino en la rapidez del sistema de conteo de votos, logrando que en menos de una hora de cerrada la jornada se conociera ya el nombre de Iván Duque como el nuevo presidente del país y en menos de dos horas, llegar al 99 por ciento de las mesas contadas.
  5. Los colombianos, que no se dejaron desviar en la atención del Mundial de fútbol, logrando una participación de 19.205.289 de personas que depositaron su voto, siendo, sin duda, la más alta de la historia en una segunda vuelta, al alcanzarse el 53,01 por ciento de participación.
  6. Las fuerzas armadas colombianas y las autoridades de justicia como la Fiscalía, que lograron mantener unas elecciones tranquilas en todo el territorio nacional.
  7. Las encuestadoras que nuevamente mostraron que la tendencia registrada en los sondeos con una semana de antelación, se mantenía entre 12 por ciento y 20 por ciento, siendo finalmente de 12,17 por ciento.
  8. Los electores de Iván Duque, que ven su voto ganado en la esperanza de construir un país con equidad, legalidad, emprendimiento.

Perdedores

  1. El candidato de la coalición entre los movimientos Colombia Humana y Mais, Gustavo Petro, derrotado por 2.337.961 votos, que representó el 12,17 por ciento, diferencia que sale de los 8.031.249 votos alcanzados, que si bien se constituyen en la más alta votación obtenida por la izquierda en una contienda presidencial, no fue suficiente para alcanzar la presidencia. A esto se suma el tono poco conciliador y poco humilde al reconocer la derrota, manteniendo un tono de ataque y crispación y que hasta último minuto sembró dudas sobre la transparencia del proceso electoral.
  2. La campaña de la Colombia Humana, que desarrolló un lenguaje violento y agresivo durante la campaña haciendo uso de tácticas de propaganda sucia y de desinformación, lo que redundó en tensiones innecesarias que polarizaron a los colombianos, entrando en la contradicción de defender la paz, pero practicar la agresividad y un lenguaje retador.
  3. El presidente Juan Manuel Santos, cuyo legado apostado a la defensa del acuerdo de paz alcanzado con las Farc no obtuvo apoyo en las urnas, imponiéndose la lógica ganadora durante el plebiscito que dijo no a los acuerdos, pese a que los implementó valiéndose de sus armas de compra de ideales en el Congreso. Petro significaba la continuidad de la implementación a ojo cerrado y por encima del Estado de Derecho.
  4. Las Farc, el régimen venezolano de Nicolás Maduro y la izquierda del Foro de Sao Paulo, que ve truncado el proceso de la refundación política de los pueblos, basado en la instauración de los planes chavistas y cubanos de la hoja de ruta. El giro de Colombia a la derecha termina por desbaratar el plan que ya se vino a tierra en Chile, Argentina, Ecuador, Perú y Brasil, entre otros países, que se han distanciado del modelo del socialismo del siglo XXI.
  5. Los seguidores de Gustavo Petro que ven frustrado su deseo de ver al exguerrillero del M-19 en el poder y ven perdido su voto.
  6. La izquierda colombiana que demostró que aun, unida, no alcanzó sus objetivos ni en el Congreso de la República en donde serán minoría, pese a que Petro anunció que ahora trabajará por lograr la mayoría de alcaldías en las próximas alcaldías regionales.

Vía ifmnoticias.com  somos MedialCO