La ONG venezolana FundaRedes denunció la desaparición de dos periodistas de NTN24 y dos activistas de dicha fundación en el municipio de La Victoria del estado de Apure en Venezuela. Según la denuncia, se trata de los periodistas Rafael Hernández y Luis Gonzalo Pérez, y los activistas Juan Carlos Salazar y Diógenes Tirado. Hace varios días se registran combates entre la Guardia Nacional Bolivariana y las disidencias de las Farc en esta zona de frontera con Colombia, situación que ha generado el desplazamiento de más de 4.700 personas hacia el municipio de Arauquita en Arauca.

En diálogo con RCN Radio, Javier Tarazona, director de la ONG, estas cuatro personas se encontraban documentando la situación humanitaria y de orden público cuando fueron detenidos por la Guardia Nacional Bolivariana, y desde ayer a las 6:30 de la tarde se perdió todo contacto con ellos.

«El último contacto fue al final del día cuando ellos manifestaron que habían sido retenidos para verificar el contenido de sus teléfonos (…)  y luego perdimos toda comunicación con ellos, sobre las 6:30 de la tarde, estuvimos esperando porque es una zona que está en conflicto, en guerra literalmente, y dónde también falla la energía eléctrica de forma constante. Sin embargo luego nos pudimos percatar que estábamos frente a una desaparición forzada de cuatro personas», dijo Tarazona.

El director de FundaRedes responsabilizó al Ejército Venezolano por la suerte de los cuatro ciudadanos venezolanos. «…y quiero dejar claro a través de este espacio radial que cualquier cosa que le pueda ocurrir a estos cuatro ciudadanos sólo será responsabilidad de las autoridades del Estado Venezolano quienes tendrán que asumir las consecuencias de cualquier situación que le ocurra a estas personas».

Tarazona también reveló que dos uniformados de la Guardia Nacional Bolivariana perdieron la vida en las últimas horas en medio de los enfrentamientos armados, «repudiamos la muerte de dos militares venezolanos por cuenta de un nuevo ataque del frente décimo de las Farc en nuestro territorio».

Se conoció que uno de los activistas es abogado y presidente del Colegio de Abogados del municipio Páez del Estado Apure, y el otro es periodista de profesión. A pesar de trabajar para diferentes entidades, estas cuatro personas «hicieron equipo» según dice Javier Tarazona, en medio del trabajo de documentación en la zona del conflicto y por eso se encontraban juntas al momento de ser detenidos.

Por último, la ONG hizo un llamado urgente a organismos internacionales como la Cruz Roja y la alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU para que verifiquen la situación en de los desaparecidos y brinden la mediación necesaria para su liberación en caso de que aún sigan retenidos por el Ejército Venezolano.