En una de las interceptaciones telefónicas que llevó a cabo la Fiscalía por este crimen se detectó una conversación que se interpretó como una compra de votos para el actual mandatario

El pasado lunes 6 de diciembre fue condenado el señalado narcotraficante y capo del contrabando Marcos de Jesús Figueroa, alias Marquitos, por el homicidio que, al parecer, puso al descubierto lo que muchos consideran una compra de votos para la campaña del actual presidente de la República, Iván Duque.

En el periódico El Heraldo de Barranquilla reseñaron que se trató del crimen de Óscar Eduardo Rodríguez Pomar, hijo del sastre Carlos Rodríguez Gómez, quien fue ultimado por sicarios el 18 de agosto de 2011 en el norte de esa ciudad.PUBLICIDAD

La revista Semana recordó que por este asesinato se enlutó la capital de Atlántico, ya que se trataba del hijo de la persona que le confeccionó prendas a artistas del Caribe como Joe Arroyo, Diomedes Díaz, Rafael Orozco y a Juan Carlos Coronel.

En ese medio también indicaron que los sicarios reconocieron durante la investigación por este homicidio que se habían equivocado de persona, ya que su objetivo era el padre de la víctima, ya que, al parecer, le debía dinero a Figueroa.

Semana también resaltó que en el testimonio del criminal, que se identificó como Diego Acuña Carvajalino, se señaló que el crimen lo había ordenado un político de la región del que desconocía su nombre y que Figueroa habría recibido 200 millones de pesos para planear y ejecutar el homicidio.

Entre tanto en El Heraldo informaron también que dentro de este proceso judicial fueron implicados Omar Alejandro Vanegas, quien fue alcalde de Tenerife (Magdalena), y de José Gregorio Hernández, más conocido como el ’Ñeñe’ a quien señalan de ser testaferro de ‘Marquitos Figueroa’ y quien fue asesinado en Brasil en 2019.

Precisamente, en la revista Semana recordaron que en medio de la investigación por este asesinato se conoció la grabación de una interceptación telefónica en la que el ‘Ñeñe’ supuestamente coordinó la compra de votos a favor de Iván Duque. Esta grabación también fue revelada en su momento por el portal informativo la Nueva Prensa con la que se desencadenó el escándalo de la ‘Ñeñepolítica’.PUBLICIDAD

“En este momento sentido de fallo condenatorio en contra de Marquitos Figueroa por el asesinato de Óscar Rodríguez que dio nacimiento a la ‘Ñeñepolitica’. Lo logramos. Las víctimas se dignifican. Felicidades a su familia. Por la memoria de Óscar”, citaron en el diario caribeño de lo que dijo el abogado Miguel Ángel del Río, apoderado de la familia de la víctima.

En El Heraldo señalaron que el proceso por la supuesta compra de votos a favor de Duque fue archivado por el Consejo Nacional Electoral (CNE), aunque se mantiene la actuación administrativa en contra del Centro Democrático por lo que sería la vulneración de las normas electorales sobre financiación de campañas.

El presunto prontuario de Figueroa

‘Marquitos’, que también es conocido como ‘El perrero de los malcriados’, se convirtió en uno de los capos de la droga más buscado de la Costa Caribe. Sin embargo, su carrera criminal arrancó cobrando extorsiones a contrabandistas en el departamento de La Guajira.

Sus vínculos con el narcotráfico comienzan cuando se une a Jorge Genneco Cerchar, un empresario de la zona involucrado en este tipo de negocios. Cuando éste fue asesinado por un grupo paramilitar, ‘Marquitos Figueroa’ asumió el control del tráfico de drogas en el norte del país.

Además de estar relacionado con el asesinato de Brito, el esposo de esta, Henry Ustariz Guerra, y un escolta, se le ha vinculado con los crímenes cometidos contra el líder político Efraín Ovalle y el cantante Jorge Oñate.

Otros de los hechos criminales que públicamente se le atribuyen a Marcos de Jesús Figueroa son: contrabando de gasolina, tráfico de estupefacientes hacia Venezuela y varios homicidios, incluida una masacre realizada en 1999 en su municipio natal, Fonseca.

infobae