Bajo un compromiso público de la Comisión Primera del Senado de un no a la violencia sicológica, física y económica contra la mujer colombiana, está célula legislativa aprobó por unanimidad, el proyecto de paridad que reconoce los derechos políticos de este grupo poblacional en el país.
Con ponencia de la senadora Claudia López (Alianza Verde), el proyecto de ley normatiza que la mujer tenga una activa participación política –en una visión a largo plazo al 2026- siguiendo los pasos del Ecuador, donde la elección de la mujer en cargos públicos supera el 50 por ciento.
En otras palabras, con la iniciativa se garantizará el derecho de la mujer –en la vida pública- con plenos de derechos de elegir y ser elegida. “Un nuevo enfoque de control social que se sustenta, en “estirpar” todo tipo de violencia contra la mujer, sustentado en una participación política de equidad género, donde la alternancia y la universalidad, se elevarán a una columna vertebral, viable y sostenible en el tiempo”.
La iniciativa fue respaldada por la totalidad de los senadores de la Comisión Primera del Senado en cabeza de su presidente Manuel Enríquez Rosero, el  Vicepresidente Roberto Gerlein y las senadoras  Paloma Valencia (Centro Democrático) y Doris Vega (Opción Ciudadana), quienes coincidieron que a través del proyecto de ley, Colombia avanza de manera decidida en la protección de los derechos políticos de la mujer.
Hoy, Colombia se encuentra en el rango medio de América Latina en salvaguardar la participación ciudadana de la mujer en el sector público. “La igualdad paritaria significará un compromiso entre las distintas bancadas (mesa de Unidad nacional y Oposición- a la luz de la Constitución de 1991, con el protagonismo de los medios de comunicación”, sentenció la senadora Claudia López.
De esta manera, se inició el camino por vía legislativa, para que a través de la participación de la mujer, se cambie sustancialmente la percepción de la opinión pública, frente a la participación de la mujer en la actividad política.