El Senador Armando Benedetti habría ordenado interceptar de manera ilegal los teléfonos del fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez, su esposa y a varios abogados, según declaraciones de un exoficial de la Policía Nacional y documentos obtenidos en la operación  Cali – Ipiales, en la que se desmanteló una oficina en las que, con el uso de tecnología, se ofrecían servicios de espionaje.

Según la versión conocida a través de medios radiales colombianos, uno de los capturados en la operación, identificado como el teniente coronel en retiro, Jorge Humberto Salinas Muñoz, declaró a la Fiscalía, ante el fiscal Ricardo Hernández, sobre quiénes fueron los clientes y las órdenes recibidas para realizar interceptaciones ilegales, entre ellos, habla del senador Armando Benedetti, de quien dice que se le había asignado el nombre clave de Barbas.

Salinas Muñoz sería un oficial retirado de las Fuerzas Militares y uno de los socios de la empresa de espionaje que ofrecía servicios a personas naturales y jurídicas y de los que serían socios, varios militares y policías retirados dedicados a labores de inteligencia quienes montaron una empresa para ofrecer este tipo de servicios para privados.

El capturado dijo a la Fiscalía que el encargado de conseguir los clientes es una persona de nombre Juan Madero, quien además habría acompañado a Benedetti a entrevistas a la W Radio y habría recibido las órdenes de interceptación. Igualmente, Salinas indica en su declaración juramentada y firmada, que Benedetti se habría puesto en contacto con el general de la policía en retiro Humberto Guatibonza, para determinar las personas que debían ser interceptadas.

Entre los que supuestamente fueron chuzados por orden del senador Benedetti están prestigiosos abogados, entre ellos, Jaime Lombana, su hijo menor de edad e Iván Cancino, a quienes también le habría hecho seguimientos a través de escuchas de sus llamadas telefónicas y de los que dice el capturado, que Benedetti se mostró complacido por los resultados.

Pero las labores de esa oficina no se limitaban a las escuchas ilegales, sino a seguimientos físicos de rutinas, rutas, fotografías, que estarían documentados en las bitácoras que la propia Fiscalía, mostró a los implicados para que reconocieran si las fotos, placas de carros y demás, correspondían con a ellos.

El senador Benedetti, en entrevista con la W Radio, se mostró sorprendido y dijo que no tiene conocimiento de lo que está ocurriendo y señaló que esto se trata de un montaje en su contra por parte de sus enemigos políticos que quieren ensuciar su nombre. Benedetti dijo en la entrevista radial que no conoce a ninguno de los nombres con los que lo están relacionando y trató de rechazar los señalamientos.

Por su parte, uno de los implicados como víctimas, el abogado Jaime Lombana, se mostró indignado y en shock por lo que calificó de una bajeza por parte de Benedetti de perseguir a un niño menor de edad. Lombana dijo que espera que se metan con él, pero no con su hijo y reconoció que fue llamado por la Fiscalía para que reconociera los documentos encontrados en el allanamiento a la oficina de espionaje en las que hay fotografías y notas de los seguimientos.

El escándalo también involucraría, según la W Radio a importantes emprtesas que habrían contratado servicios de escuchas ilegales. El exmilitar Salinas le habría dicho a la Fiscalía que la aerolínea Avianca, en medio de la huelga que el sindicato Acdac le realizara en el segundo semestre el año 2017, habría ordenado interceptar los teléfonos algunos de los pilotos que lideraban el conflicto, pero también están vinculadas Pespico, Providencia y otras empresas.

Las versiones de Salinas, capturado en Cali, concuerdan según la Fiscalía en lo que narra la W Radio, con las declaraciones de la hacker en Ipiales con los mismos señalamientos.

Por su parte Iván Cancino expresó en dos tuits que está a la espera de enterarse de todos los pormenores y reconoció que no sería la primera vez.

Iván Cancino@CancinoAbog

Sobre la triste noticia de la @WRadioColombia que supuestamente he sido objeto de situaciones ilegales por parte de delincuentes esperare enterarme más del tema para pronunciarme pero no es la primera vez que me sucedería . Solidaridad con todos los demás .