Como en octubre, en esta jornada de clasificatorias a los dirigidos por Reinaldo Rueda les benefició los demás resultados. Pese a jugadores de renombre en el ataque, la selección no intimida

Luis Díaz fue uno de los protagonistas del partido, pero le faltó acompañamiento en el ataque. REUTERS/Luisa González

Colombia completó su quinto partido sin marcar gol, demostró su solidez defensiva, pero dejó más dudas que certezas de cara a la Copa Mundial de Fútbol. En Barranquilla sigue invicto de la mano de Reinaldo Rueda, pero sigue sin sumar de a tres. Como en octubre, los resultados de los otros partidos la tienen clasificada.

Guillermo Barros Schelotto afirmó que el compromiso ante la selección Colombia sería cerrado, así lo planteó, y en el primer tiempo le dio resultado. Al conjunto cafetero le costó permear la línea defensiva de los guaraníes para generar opciones claras de gol y cuando lo logró, no definió, como le ha pasado los últimos compromisos por las Eliminatorias Sudamericanas Catar 2022.

James Rodríguez, en su primer partido como titular vistiendo la Tricolor este 2021, tomó la batuta, pero la magia de su pierna zurda contrastó con su evidente falta de ritmo de competencia. En ataque solo inquietó Luis Díaz, desbordando por la banda derecha, para buscar a un compañero en el área chica que nunca llegó, a excepción de una vez: en el minuto 30 asistió a Miguel Ángel Borja, pero el delantero de Gremio no pudo definir.

Borja tuvo una nueva opción de definir en el minuto 34, tras un tiro de esquina que James le puso como con la mano; pese a llegar sin marca, teniendo el pórtico custodiado por Antony Silva a su merced, el dorsal ‘19′ volvió a errar.

“El que no los hace, los ve hacer”, dice el refrán y Colombia casi da testimonio de ello en el final de la primera parte. Miguel Almirón sacó un zurdazo que se estrelló en el palo de la mano derecha de David Ospina. Los asistentes del Estadio Metropolitano Roberto Meléndez sufrieron por un instante.

Para colmo de males, los volantes de contención Gustavo Cuéllar Jefferson Lerma resultaron amonestados, razón por la cual se perderán el siguiente juego de Colombia, el 27 de enero 2022.

Segundo tiempo

Para afrontar la segunda parte, Reinaldo Rueda retiró del campo de juego a Muriel, Borja y Cuéllar para darle paso a Duván Zapata, Víctor Cantillo y Diego Valoyes, estos dos últimos, debutantes en el combinado tricolor. Con las sustituciones, el esquema táctico cambió a un 4-5-1, con el que James tuvo más libertad para moverse en el mediocampo.

Luego de unos minutos complicados, el ‘10′ frotó la lámpara y casi abre el marcador. En el 57′, tras un pase de Luis Díaz, remató con de media distancia con su zurda y la esférica se fue apenas lejos del bajante izquierdo del arco rival. Aunque Zapata, Cantillo y Valoyes entraron enchufados, faltó claridad en el último cuarto de cancha. Cuadrado, tanto encarando como asistiendo, lució impreciso.

En el minuto 80, entre aplausos, se retiró James; es cierto, le faltó intensidad en su juego, pero cuando el equipo se vio sin ideas apareció. También salió Lerma, que no escatimó gota de sudor. En reemplazo de ellos entraron al césped Cristian Chicho Arango y Rafael Santos Borré, las últimas cartas de Rueda para desequilibrar el marcador.

Desde el minuto 83, cuando a Paraguay le expulsaron a Andrés Cubas por la reiteración de faltas, Colombia se fue encima de Paraguay, pero el partido se vio interrumpido por los dirigidos por Barros Schelotto, que siempre buscaron la manera de quemar tiempo.

En la adición, Valoyes tuvo un balón clara para fusilar a Silva, pero por buscar una vaselina, erró. El equipo patrio sigue sin encontrar el gol.