El dispositivo está diseñado con gran realismo y reproduce arrugas en la piel, los pelos individuales que componen las cejas y venas rojas en el blanco del ojo.

El investigador francés Marc Teyssier creó una inusual cámara web que tiene forma de ojo humano y sigue con la mirada los movimientos de los usuarios, informa el desarrollador en su sitio web.

Fijada en la parte frontal del monitor de la computadora, la Eyecam mira a izquierda y derecha e incluso parpadea mientras rastrea la cara de los participantes en una videollamada. Su aspecto, de un realismo inquietante, reproduce las arrugas de la piel, los pelos individuales que componen las cejas y las venas rojas en la parte blanca del ojo.

Su diseño sigue el modelo de la fisiología humana y se compone de tres partes principales: la capa de la piel, el sistema musculoesquelético y el globo ocular. Una pequeña cámara instalada dentro de la pupila capta imágenes en alta resolución.