El ente investigador señala que las abolladuras presentes en la camioneta que transportaba al candidato presidencial fueron provocadas por otros elementos.

El general en retiro Luis Alberto Pérez, director nacional del CTI de la Fiscalía reveló que los estudios adelantados por los peritos de ese organismo evidenciaron que los impactos registrados en la camioneta en que se movilizaba el precandidato Gustavo Petro en Cúcuta, el pasado viernes, no fueron producidos por disparos con armas de fuego.

“Las huellas de violencia que presenta este vehículo no corresponden a impactos producidos por proyectiles disparados por armas de fuego”, aseguró el oficial.

Señaló que los expertos en balística que recolectaron muestras del vehículo que utilizó Gustavo Petro en sus actividades de campaña en la capital de Norte de Santander, no encontraron “partículas componentes de proyectil”.

Varios videos publicados en redes sociales por particulares muestran que el ataque al vehículo de Petro en Cúcuta se realizó con gran cantidad de piedras

En relación con los destellos de luz captados por varias grabaciones que fueron difundidas en las redes sociales, los técnicos determinaron que esa acción correspondía a la activación de una granada de aturdimiento que realizó el escuadrón del Esmad para dispersar a un grupo de personas en el lugar de los hechos.

“Los técnicos certifican que un destello de arma de fuego es casi imperceptible a la vista humana en el día, en este caso las cámaras de varios celulares logaron captar ese momento, algo que reafirma el uso del elemento usado para dispersar a las multitudes por parte de la Policía Nacional”, dijo el oficial.

De igual forma, reportó que un testigo aseguró ante la Fiscalía que la grabación de un estallido de un supuesto disparo correspondía realmente al reflejo de un celular que portaba en ese momento.

Agregó que la Fiscalía seguirá ahondando en las investigaciones para determinar con precisión qué fue lo que realmente le ocurrió a la comitiva de Gustavo Petro.