más reciente caso se registró en una habitación en Marbella. La Policía recomendó a visitantes no contratar hombres y mujeres de compañía.

Aeso de las 9 de la noche de ayer miércoles dos mujeres se le acercaron a un hombre, en el Centro Histórico, y le ofrecieron sus servicios sexuales. Él aceptó y el trío se desplazó hasta un hotel en el barrio Marbella.

Una vez llegaron a la habitación donde se hospedaba el hombre, las mujeres le dieron a ingerir una bebida desconocida y acto seguido le hurtaron sus pertenencias. 

Este es el relato que la más reciente víctima de hurto con escopolamina en la ciudad le entregó a la Policía Metropolitana de Cartagena, quien a través de su comandante, brigadier general Nicolás Zapata Restrepo, aprovechó este caso para reccomendar a visitantes, nacionales y extranjeros, no contratar personas de compañía

Y es que algunas de estas, hombres y mujeres, vienen siendo señalados de usar escopolamina para doblegar a sus víctimas, con el objetivo de hurtarles sus pertenencias. 

“Hay una preocupación de la Policía Metropolitana de Cartagena, en el sentido que hemos atendido 45 denuncias en lo que va corrido de 2022, de personas que utilizando el servicio de personas de compañía, según su prevalencia sexual, están siendo objetos de atracos y hurtos a sus pertenencias. La mayoría de estos eventos se dan en medio del consumo de alcohol y alucinógenos, sobre todo en los hoteles”, explicó Zapata.https://rumble.com/embed/v1eortp/?rel=0&pub=bedx#?secret=qBWE5M5HWW

Advirtió: “Hemos tenido información también de que algunos turistas, cuando solicitan la compañía de estas personas, van a los cajeros electrónicos a retirar dinero y son objeto de hurto. El llamado que hacemos nosotros es a que evitemos, sobre todo los turistas nacionales y extranjeros, este tipo de servicios, porque estamos fomentando la trata de personas, la explotación sexual y los delitos en contra de niños, niñas y adolescentes”.

La trata de personas y la explotación sexual pueden denunciarse a las líneas 123 y 321 394 6238 de la Policía.

Por el reciente caso en mención, la Policía señaló que desplegó la estrategia “Eso no va” con labores de vecindario, con el fin de ubicar cámaras de video y recolectar información que permita identificar a las dos mujeres.

Agregó que, con esta misma estrategia, ha liderado campañas de prevención en hoteles, establecimientos abiertos al público, discotecas, bares, plazas y parques de la ciudad, evitando otros casos de hurto con escopolamina.