El presidente de EE.UU., Joe Biden, lamentó este miércoles la «crueldad inimaginable» de la antigua esclavitud en el país norteamericano y anunció que destinará una ayuda de 55.000 millones de dólares al continente africano, 

«Nosotros tenemos presente que hombres, mujeres y niños robados fueron traídos a nuestras costas encadenados, sometidos a una crueldad inimaginable», dijo Biden ante líderes africanos en el Foro Empresarial Estados Unidos-África en Washington.

El inquilino de la Casa Blanca manifestó su pesar por la esclavitud y explotación de millones de africanos en el pasado y se refirió a ello como el «pecado original» de EE.UU. Al mismo tiempo, recalcó que Washington se encuentra totalmente comprometido con el futuro de África.

Biden advierte que "seguramente habrá" otra pandemia global

En ese sentido, el mandatario prometió una ayuda de 55.000 millones de dólares para el continente, que serán destinados a fortalecer la economía de los países africanos y a luchar contra el cambio climático. Sin embargo, muchos se mostraron escépticos.

Horas antes del evento en Washington, periodistas preguntaron al presidente de Ruanda, Paul Kagame, sobre los resultados de una cumbre similar celebrada en 2014 y su respuesta causó risas al replicar que no dio ninguno positivo. «Bueno, al menos tuvimos una buena reunión«, bromeó.

Según el diario, muchos perciben las declaraciones de Biden como un intento de contrarrestar la influencia de China, ya que el país asiático se ha convertido en el mayor inversor en el continente africano.

Por otro lado, Taye Atske Selassie Amde, embajador de Etiopía ante la ONU, subrayó que a pesar de los diferentes niveles de relación que mantengan EE.UU. y China con los países africanos, ambas potencias son igualmente importantes para el desarrollo de África.