El colombiano, recuperado de su accidente doméstico, ingresó del banquillo y marcó en la Serie A.

Y claro que pueden jugar juntos. Atalanta enfrentó en la Serie A a Bologna y empezó ganando por 1-0 con un golazo de Luis Fernando Muriel, quien ingresó en el segundo tiempo y sigue con su buena racha, aún siendo suplente. 

El colombiano recibió una soberbia habilitación de su compatriota, Duván Zapata, quien logró servir de espaldas y dejó solo a Muriel para poner el primer tanto del partido.