La cantante colombiana Shakira admitió este lunes que defraudó a la Hacienda española entre 2012 y 2014, por lo que llegó a un acuerdo con la Fiscalía para sustituir su pena de prisión por una multa del 50 % de la cantidad la deuda, informan medios locales.

Shakira coincidió con la acusación de la Fiscalía de que entre 2012 y 2014, mientras permaneció más de la mitad del año en España, no pagó unos 14,5 millones de euros (más de 15 millones de dólares) en impuestos. 

El Ministerio Fiscal había pedido inicialmente ocho años y dos meses de prisión y una multa de 23,8 millones de euros (unos 26 millones de dólares) por seis delitos contra la Hacienda pública que, individualmente, no superan los dos años de cárcel. Sin embargo, Shakira consiguió reducir notablemente la pena y acordó con las acusaciones de una pena de tres años y una multa de 7,3 millones de euros (unos 7,9 millones de dólares).

Asimismo, el acuerdo prevé la sustitución de la pena de prisión de tres años (seis meses por cada delito fiscal) por un pago de otra multa de 432.000 euros (unos 471.000 millones de dólares). 

Se informa que el veredicto es definitivo, no habrá más audiencias judiciales y por lo tanto Shakira podrá regresar con sus hijos a Miami.