Hoy lanzan Aire y Afinia, nuevos operadores de energía de la Costa

En dos actos que se realizan en Barranquilla y Cartagena, el presidente Iván Duque presenta a las empresas que comienzan operaciones el 1 de octubre.

Con 1,21 millones de clientes en los departamentos del Atlántico, Magdalena y La Guajira, Aire tiene el 10,8% de participación en el mercado. La compañía pertenece al Consorcio de Energía de la Costa.

Por su parte, Afinia, filial del Grupo EPM, tiene 1,51 millones de clientes en Bolívar, Sucre, Córdoba y Cesar, los que representan el 10,9% del mercado de energía nacional.

El ministro de Minas y Energía, Diego Mesa Puyo, dijo que con la entrega de los mercados de Caribe Sol y Caribe Mar, al Consorcio de Energía de la Costa y a EPM, respectivamente, comienza una “nueva esperanza” para los 10 millones de habitantes de los siete departamentos de la región Caribe.

“Cumplimos con una promesa de campaña del Presidente Ivan Duque  de encontrar una solución estructural y definitiva a la prestación del servicio en esta región”, agregó.

El ministro Mesa dijo que en los dos años del actual Gobierno se logró acabar con el ciclo de bajas inversiones en infraestructura eléctrica que traía la región, por más de 10 años, y se encontraron dos operadores idóneos.

“Hay que dar espacio a las dos compañías y agradecer a los habitantes que han sido pacientes. Han padecido durante diez años de un servicio de mala calidad. Ahora con la entrada de los nuevos operadores y las inversiones que hizo el Gobierno de cerca de $3 billones, gradualmente se va a dar la mejora que han esperado por tantos años”, añadió Mesa Puyo.

Destacó que las inversiones que van a realizar los dos operadores suman más de $8,7 billones en los próximos 10 años.

El acto en Barranquilla comenzará a las 10:00 a.m. y el de Cartagena a la 1:00 p.m., ambos serán transmitidos vía streaming por la página de la Presidencia de la República y por www.elheraldo.co, además, contarán con la presencia de los empresarios y las autoridades locales.

El inicio de las operaciones de las dos nuevas empresas se dará desde el 1 de octubre, fecha en la que  Electricaribe Dejará de prestar en servicio en la región.

Este hecho ha generado importantes expectativa entre las autoridades y los habitantes de la Costa Caribe, que esperan una mejora en la prestación del servicio de energía. Sin embargo, Gobierno y empresas han aclarado que el cambio será gradual.

El alcalde de Valledupar, Mello Castro, dijo que espera que “la empresa que llegue tenga un alto compromiso social, y realice  las inversiones para tener un servicio mucho más eficiente. También esperamos que las tarifas sean económicas para no golpear el bolsillo de nuestra gente, ya hemos sufrido mucho tiempo en este sentido con la empresa que sale de operación”.

Para el alcalde de Sincelejo, Andrés Gómez Martínez, es una realidad que “los habitantes de la capital sucreña esperan de Caribe Mar y EPM la optimización del servicio de energía, el mejoramiento de las condiciones y la realización de los mantenimientos para que el esfuerzo de cada ciudadano por pagar una factura no se frustre como ha ocurrido con Electricaribe”.

A su vez, el alcalde de Montería, Carlos Ordosgoitia Sanín, señaló que “en medio de la pandemia por la Covid-19 recibimos esta gran noticia de que EPM será el operador de energía de Córdoba, Sucre, Bolívar y Cesar”.

Por su parte, el alcalde de Riohacha, José Ramiro Bermúdez, afirmó que “el cambio de operador era necesario, ya que por la mala prestación del servicio de energía hemos pasado por problemas de orden público y sabemos que muchos habitantes quieren pasar a ser normalizados. Esperamos que mejore la atención a los daños”.

La alcaldesa de Santa Marta, Virna Johnson, sostuvo que “la llegada del nuevo operador del servicio de energía eléctrica, nos llena de esperanza. Han sido años de mala prestación del servicio público de electricidad, de cortes repentinos, prolongados y reiterados, que han puesto, incluso en juego la vida de habitantes del Caribe Colombiano”.

Comienza una nueva etapa para más de 10 millones de personas que padecieron durante años los intolerables atropellos de una empresa ‘especializada’ en prestar un pésimo servicio, que afectó su calidad de vida e impactó negativamente la competitividad de las empresas e industrias de la Costa”, agrega el principal diario de la Costa, que también tacha de “perturbador” el servicio que prestó Electricaribe, “producto de la incapacidad de la compañía eléctrica para honrar sus obligaciones”.

Para El Heraldo, Electricaribe “se va por la puerta de atrás, cuestionada y rechazada por millones de usuarios a los que irrespetaron y maltrataron prestando un servicio indigno y hasta inhumano. Bien ida está”.

El Universal de Cartagena, sostiene que los habitantes de la región que será atendida por la empresa Afinia (EPM) reciben con “ilusión” la llegada del grupo antioqueño, a la vez que asegura que los últimos diez años en la prestación del servicio por Electricaribe “son para no recordar”, y considera que la región dejó de estimar a esa compañía “por el irregular servicio brindado en las ciudades o el pésimo prestado en las zonas rurales”.

Recomienda, eso sí, a EPM tener “especial cuidado” con las decisiones dirigidas a incrementar tarifas “más allá de lo que la prudencia, la justicia y la realidad aconsejan, ante el maltrecho momento económico por el que atraviesa la región y la debilidad histórica por razón de una pobreza que no hemos sabido reducir bajo los esquemas de mediocridad institucional que hemos padecido”.

Desde el interior del país, las miradas son menos apasionadas. El Tiempo, por ejemplo, advierte que la entrada de los nuevos operadores “no se traducirá automáticamente en el fin de los profundos problemas de Electricaribe, como los altos costos, los cortes de luz y las quejas por el daño de los electrodomésticos”.

Se trata de un rezago de muchos años de inversiones y un deterioro que sigue pasando factura”, puntualiza este diario bogotano. “Estas son altas expectativas de los usuarios que deben manejar las dos nuevas compañías mientras gestionan este difícil legado”.

Pero a todas estas miradas se suma otra que es clave. Si bien se ha reconocido que los usuarios han sido las víctimas de Electricaribe, El Espectador pone también el foco sobre la cultura de no pago, que puede entenderse como origen o como consecuencia del mal servicio. Eso, dice este periódico, “tiene asustadas a las dos nuevas empresas” (Aire y Afinia). “En estratos altos, en ocasiones ni siquiera llega a la mitad la cantidad de personas que pagan su factura. También hay denuncias de piratería en las conexiones y un irrespeto generalizado”.