Cartagena El presidente Juan Manuel Santos apostó todo su capital político alrededor del proceso de paz, luego que el Fiscal General de la Nación invitará a la Corte Constitucional a declarar exequible el plebiscito, mecanismo de refrendación popular, que habilitaría a los colombianos a decir sí o no al acuerdo final de La Habana

La posición del mandatario fue hecha pùblica en el cierre de la Cumbre de Alcaldes que concluyó este viernes en la ciudad de Cartagena, que pasó al tablero desde diferentes miradas la etapa del posconflicto, escenario que se abriría una vez se protocolice la paz entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las Farc.

Santos invitó a los mandatarios locales a no escuchar «el canto de las sirenas» que se oponen al proceso de paz, un mensaje que fue interpretado por los asistentes en el Centro de Convenciones de Cartagena para el Procurador Alejandro Ordoñez y el Fiscal Eduardo Montealegre, quienes por separado han sentado su posición sobre los diálogos de La Habana, que se encuentra en la agenda publica del país.

El Jefe del Estado dijo que el posconflicto requiere -para su éxito- una mayor presencia del Gobierno en las regiones. «Por ello, trabajaremos de manera articulada entre el Gobierno, los departamentos y municipios, con el propósito de mejorar la educación, la vivienda, la salud y la infraestructura.

Con sus palabras Santos, tenido un nuevo puente con los mandatarios locales, que en la práctica serán quienes implementen y coloquen en práctica el proceso de paz, que hoy se encuentra bajo la mira de la opinión publica nacional e internacional, tras conocerse que el 23 de marzo no sería el «D» de la firma de la paz.