Perfil del mandatario electo del país vecino quien retoma el poder de la centro derecha en el país.

Daniel Roy-Gilchrist Noboa Azín, nacido el 30 de noviembre de 1987 en Miami, Estados Unidos, es una figura destacada en la política y los negocios ecuatorianos. Proveniente de una influyente familia, es hijo de Álvaro Noboa, un prominente empresario y cinco veces candidato presidencial en Ecuador, y de la doctora Annabella Azín.

Desde temprana edad, Daniel emprendió su camino en el mundo empresarial fundando su propia empresa, DNA Entertainment Group, a los dieciocho años. Esta empresa se especializa en la organización de eventos y fue el primer paso de su carrera en el sector empresarial.

Su búsqueda de conocimientos lo llevó a estudiar en la Escuela de Negocios Stern de la Universidad de Nueva York, donde obtuvo un título en Administración de Negocios en 2010. Posteriormente, se incorporó a la Corporación Noboa, la empresa familiar, donde desempeñó roles de liderazgo en el ámbito naviero, comercial y logístico hasta junio de 2018.

La formación académica de Daniel se consolidó con la obtención de una maestría en Administración de Negocios en la Kellogg School of Management en 2019, seguida de una maestría en Administración Pública en la Universidad de Harvard en 2020. Además, en 2022, completó una maestría en Comunicación Política y Gobernanza Estratégica en la Universidad George Washington.

Su incursión en la política se materializó en las elecciones legislativas de 2021, donde fue elegido asambleísta en representación de Santa Elena por el movimiento político Ecuatoriano Unido. Durante su tiempo en la Asamblea Nacional, asumió roles importantes, incluyendo la presidencia de la Comisión de Desarrollo Económico, Productivo y la Microempresa.

En marzo de 2023, Daniel Noboa tomó una posición destacada al respaldar la muerte cruzada en respuesta al rechazo y archivo de la ley de inversiones presentada por el Gobierno de Guillermo Lasso.

Posteriormente, en mayo de 2023, se lanzó como precandidato a las elecciones presidenciales respaldado por el movimiento Acción Democrática Nacional (ADN) y respaldado por los movimientos Pueblo, Igualdad y Democracia (PID) y MOVER. Su enfoque en la generación de empleo para los jóvenes y la atracción de inversión extranjera destacaron entre sus propuestas.

En agosto de ese mismo año, Daniel Noboa avanzó a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, enfrentándose a Luisa González, lo que sorprendió a muchos y se atribuyó en parte a su actuación en los debates.

En cuanto a sus posiciones políticas, se le ha descrito como un político que no se alinea claramente con la derecha ni con la izquierda, aunque algunos medios lo han etiquetado como centroderecha o de derecha. En temas económicos y sociales, se considera liberal y defensor de los derechos LGBT y en contra de la discriminación.

Sin embargo, su carrera política no estuvo exenta de controversia, ya que se reveló en octubre de 2023 que poseía empresas en paraísos fiscales, lo que lo colocó en conflicto con la Ley del Pacto Ético de Ecuador, que prohíbe a los candidatos a cargos públicos poseer bienes en jurisdicciones consideradas paraísos fiscales.

vÍA API AGENCIA