Panamá cerró este lunes su frontera con Colombia en la zona selvática de Darién para impedir la entrada de migrantes cubanos, anunció el presidente Juan Carlos Varela

“No podemos estar en capacidad de ser parte de este tráfico todo el tiempo. Daremos el trato digno que merecen, pero nos toca cerrar la frontera ante este flujo irregular afirmó el Mandatario

Varela señaló que han acordado con el gobierno de México el traslado humanitario de más de 3 mil 800 cubanos que en este momento están en tres albergues del país: la frontera con Costa Rica, en los planes en Gualaca y en los albergues de Puerto Obaldía.

Agradeció al presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, por su gesto de solidaridad, al permitir por segunda vez la operación humanitaria que ha traslado de unos 3 mil 500 cubanos varados en Panamá.

De igual manera, hizo un llamado a los países involucrados, a utilizar la vía del diálogo para enfrentar la situación.

“La política migratoria en nuestro país va a cambiar. Toda persona que esté en nuestro país tendrá que tener un estatus legal, no permitiremos la permanencia de personas que no tengan un estatus migratorio, tendrán que formalizarse”, afirmó el Presidente Varela.

Agregó que ya dio instrucciones al director del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront), Cristian Hayer para aplicar la medida a partir del momento que se hizo el anuncio.