Encabezado por los partidos de la U, el Liberalismo y el Centro Democrático, la plenaria del Senado cerró filas en torno a la ofensiva diplomática de la Ministra de Relaciones Exteriores antes distintos organismo internacionales, a quién dio cuenta de la crisis humanitaria en la frontera colombo-venezolana, tras la deportación de 1.467 connacionales deportados.
Así se deprende de la sesión de este martes 9 de septiembre, luego que el senador Horacio Serpa (liberal) criticará al Partido Conservador de elevar una Moción de Censura contra la titular de la cartera de asuntos exteriores de Colombia, tras advertir que es el momento de la unidad nacional en torno a la defensa de la soberanía nacional, no de divisiones.
De igual manera, se expresó el senador Roy Barreras (Partido de la U) -copresidente de la colectividad- quién dijo que es inaceptable la posición del partido Conservador, quién con su propuesta solo facilita entregarle en “bandeja de plata” la cabeza de la señora Holguin, al presidente de Venezuela Nicolás maduro.
A sus palabras se único, el senador Alvaro Uribe (Centro Democrático) quién recodó que si bien su partido y él, en  lo particular tiene diferencias con el gobierno  del presidente Juan Manuel Santos, sobre el manejo de la política exterior de Colombia, no comparte que adelante una moción de Censura a la Canciller. “Eso no soluciona nada. Es hora que el país este unido para hacer respetar su soberanía y la integridad de sus connacionales”, expresó
Al cierre de la plenaria del senado se conoció desde la sede la Organización de las Naciones Unidas en New York, que la comunidad internacional está comprometida en buscar una solución a la crisis humanitaria en la frontera colombo-venezolana.