Néstor Guillermo Franco González, Director de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, nominado a los Premios Politika 2017 como Mejor Dirigente Ambiental por su lucha para preservar el medio ambiente y los recursos naturales del país.

Director de la CAR recibe premio Politika al Liderazgo y Gestión Pública y Privada 2017

Néstor Guillermo Franco González, Director General de la CAR, recibió el Premio a la Gestión y Liderazgo otorgado cada año por el portal Politika.com. Temas como el megaproyecto del río Bogotá, el plan de recuperación de los sistemas de humedales, el fortalecimiento de la cultura ambiental, y el proyecto Jerusalén – municipio ecosostenible, se destacan como las iniciativas más representativas de la actual administración.

El abogado de profesión, Néstor Guillermo Franco González, viene dando una nueva visión enfocada hacia la responsabilidad en la protección de los recursos naturales, establecida en el desarrollo económico pero con fundamentos de sostenibilidad ambiental; al respecto, nos compartió algunos de los asuntos centrales de su labor al frente de la entidad.

La posibilidad de contar con un río Bogotá descontaminado se basa en tres ejes esenciales; aumento en la capacidad hidráulica del río permitiendo la mitigación de los riesgos por inundaciones y desbordamientos; obras ejecutadas en un 100% en un tramo de 68 km, perteneciente a la cuenca media, proyecto del cual se benefician los habitantes de la ciudad de Bogotá, los municipios de Soacha y Sibaté; así como, de los municipios que conforman la cuenca baja de este afluente. En segundo lugar, la mejora de la calidad del agua a través de las obras de ampliación y optimización de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales PTAR el Salitre y la construcción de la PTAR Canoas estructuras con capacidad de tratar el 80% de las aguas que contaminan al río; esta última como fase final para lograr una recuperación integral del afluente que recorre 46 municipios y el Distrito Capital en sus cuencas, alta, media y baja; por último, el fortalecimiento de la conciencia ciudadana en torno a la apropiación del río, transformando la manera en que los habitantes de la cuenca se relacionan con el río como elemento fundamental para garantizar su sostenibilidad en el tiempo.

El objetivo final de las obras que se integran en un modelo de ingeniería de punta, es contar con un río que pueda proveer agua con un nivel de desinfección óptimo para actividades agrícolas y pecuarias. Igualmente se busca un nuevo relacionamiento con el río Bogotá, en el entendido que durante décadas le hemos dado la espalda al afluente, cuya proyección es convertirlo en un lugar de aprovechamiento y disfrute turístico, así como una vía de comunicación.

Para el año que termina se han realizado recorridos piloto en embarcaciones, de tal manera que la posibilidad de contar con esta arteria fluvial como una alternativa para la movilidad de los capitalinos es atractiva y novedosa. Igualmente se avanza en las obras del parque lineal del río Bogotá, un corredor ecológico propicio para el descanso, las caminatas y la ecología sin precedentes en nuestro país.

En materia de Cultura Ambiental se ha avanzado en estrategias de construcción de hábitos amigables con la naturaleza mediante la vinculación de los sectores estudiantiles, comunitarios y empresariales; a través de programas como Producción más Limpia que consiste en la aplicación continua de una estrategia ambiental, integrada y preventiva en los procesos, productos y servicios, con el fin de incrementar la eficiencia en los campos socioeconómicos, reduciendo los riesgos sobre los seres humanos y el medio ambiente; Cultura de Árbol iniciativa que busca implementar procesos pedagógicos y participativos de sensibilización a la comunidad que habita en la jurisdicción CAR, que conlleve a generar conciencia y aprehensión del conocimiento frente a la función del árbol como elemento fundamental de los diferentes ecosistemas presentes en la jurisdicción; Gestión del Conocimiento e Innovación Ambiental, busca el reconocimiento de iniciativas ambientales novedosas, en el tratamiento de problemas reiterados que afectan a sectores de la población y de aquéllas experiencias que introducen innovaciones significativas a planteamientos o procesos ya conocidos en otros contextos; Proyecto Checua, incentiva la restauración ecológica de zonas con erosión a través de la construcción de obras biomecánicas de bajo costo, el desarrollo y la difusión de sistemas de producción como agricultura y ganadería de conservación, prácticas alternativas sostenibles que contribuyen con un desarrollo agropecuario limpio en el territorio, permitiendo consolidar hábitos ambientalmente responsables en los habitantes de la jurisdicción CAR.

Jerusalén municipio ecosostenible, como una apuesta de avanzada que puede ser modelo a nivel país, merece un capítulo especial. Incluido dentro del plan de acción cuatrienal 2016 – 2019, este proyecto ha logrado la vinculación de importantes actores como el Banco Mundial y consiste en tener un municipio piloto en el que se pueda implementar un Programa Integral de Ecosostenibilidad con énfasis en energías alternativas; centrado en tres sectores principales: manejo integral del recurso hídrico, ahorro y uso eficiente del agua y la energía, el manejo integral de los residuos, la conectividad y la promoción de ambientes saludables, buscando ser un modelo en el ordenamiento ambiental y territorial para el desarrollo sostenible del municipio y de la región.

BiciCAR es una iniciativa de la CAR implementada a partir del año 2016 como parte del proyecto Jerusalén municipio ecosostenible, que promueve la movilidad limpia, el aprovechamiento de la energía humana y el uso de la bicicleta como una medida de mitigación frente al cambio climático; de este programa se han beneficiado 580 estudiantes de los municipios de Jerusalén, Anapoima, Tocaima, Apulo y Cogua, quienes se han vinculado al proceso de formación para modificar su comportamiento a través de la cultura ambiental, el reconocimiento y la protección del territorio. A futuro, la CAR espera ampliar la cobertura del programa a más de 20 municipios del departamento de Cundinamarca, con la vinculación de por lo menos 5000 estudiantes; así como el diseño y puesta en marcha de los bicicorredores ambientales para integrar a diferentes municipios de la jurisdicción CAR, posibilitando a sus comunidades el desplazamiento y la movilidad limpia e incentivado su cohesión mediante intercambios de saberes, tradiciones e identidades culturales.

Así mismo, el plan de recuperación de sistemas de humedales en el territorio, con la actual administración de la CAR, ha avanzado en la restauración de los humedales Neuta y Maiporé en el municipio de Soacha, Gualí en el  municipio de Funza y del complejo lagunar Fúquene, Cucunubá y Palacio ubicado en el Valle de Ubaté, ecosistemas fundamentales por ser hábitat de fauna silvestre y reguladores hídricos naturales para la prevención de inundaciones en épocas de invierno y abastecimiento de agua en épocas de sequía.

En el caso del proyecto de recuperación del humedal Neuta, la Autoridad Ambiental ha efectuado la apertura de 10.000 m2 del espejo de agua, la limpieza de 2.000m en la zona de ribera permitiendo su navegación, la siembra de 3.500 árboles como medida de adaptación y mitigación a la variabilidad y cambio climático y la forestación y reforestación del área circundante al humedal con aproximadamente 1.200 individuos, por su parte la recuperación del humedal el Vínculo Maiporé, se ha dado de la mano de Colsubsidio bajo el programa Plan Padrino de Humedales el cual cuenta con 1.860.000m2, de los cuales tendremos 660.000m2 de bosque en la parte de los cerros y forestando con 65.000 árboles nativos, beneficiando a los habitantes del municipio de Soacha. Otro de los humedales intervenidos por la Corporación corresponde al Gualí, ubicado entre los municipios de Funza y Mosquera su intervención busca dar oxigenación al espejo de agua, devolverle su capacidad hidráulica y de regulación durante temporadas de crecientes súbitas, mejorando la conectividad con otros ecosistemas como el Distrito de Riego La Ramada y el río Bogotá, son 82.700m2 intervenidos entregados a la comunidad en la primera fase, el objetivo es llegar a 390.000m2 restaurados a finales de este año, finalmente el complejo lagunar Fúquene, Cucunubá y Palacio, centra sus esfuerzos en recuperar y mantener el uso sostenible de los recursos naturales, mejorando y manteniendo su calidad y cantidad así como los hábitats necesarios para asegurar la supervivencia de las especies silvestres existentes en el área, dentro las recientes acciones se encuentra el convenio suscrito entre la CAR y COMFACUNDI que aumentará la intervención, para conseguir no sólo la rápida ejecución de las obras de ingeniería, sino también ayudar con la protección de la fauna, beneficiando principalmente a los habitantes de Chiquinquirá y toda la cuenca del río Suárez.

En resumen, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca, bajo la dirección de Néstor Guillermo Franco González, lidera un nuevo abordaje de los asuntos ambientales, una mirada integral que propende por el desarrollo equilibrado de nuestra civilización sobre los cimientos del respeto por  la naturaleza.  La  propuesta que  presenta la CAR a  los ciudadanos, es la de comprometernos  con el  cuidado del planeta desde nuestros roles específicos en el sector productivo, la institucionalidad, las comunidades y la opinión pública; porque la protección ambiental, es responsabilidad de todos.

Historia 

Abogado de la Universidad Católica de Colombia, Franco cuenta con una especialización en Derecho Administrativo y Constitucional. Así mismo, con obtenido diplomados en Derechos Humanos, Derecho Internacional Humanitario, Gestión Comunitaria y Gerencia Social. Adicionalmente, cuenta con diplomados en Contratación Pública y Control Interno.

En materia profesional, laboró en la Secretaría de Ambiente de Bogotá, denominada DAMA en ese momento. Así mismo, trabajó en la Unidad Administrativa Especial del Sistema de Parques Nacionales y Naturales del Ministerio del Medio Ambiente, y coordinó el programa “Fortalecimiento de la Gestión Institucional a través del Mejoramiento de la Infraestructura de las Áreas Protegidas de la Dirección Territorial Amazonia/Orinoquía”, desarrollado en la embajada del Reino de los Países Bajo.

Desde 2007 se vinculó a la CAR como asesor externo, y en 2012 fue nombrado como Secretario General, periodo en el que se desempeñó numerosas veces como director general encargado de la CAR, finalmente asumiendo el cargo en el 2015.