Como estaba cantando, el Presidente Maduro buscó controlar la rama judicial escogiendo a los 12 magistrados del Tribunal Supremocon la actual Asamblea Nacional, controlad por el oficialismo. Y es que aunque el periodo de sesiones se había terminado el 16 de diciembre, se establecieron cuatro sesiones extraordinarias para nombrar a los magistrados.

El régimen pretende crear una votación que permita que sus 99 diputados escojan a los magistrados, lo cual se espera sea el miércoles 23 de diciembre.

No obstante, un grupo de la oposición, dentro del que se encuentran los exmagistrados Jorge Rosell y Pedro Rondón Haaz, considera que el régimen no podrá cumplir su cometido debido a que las impugnaciones se vencen en Navidad. «Estamos creando las condiciones para que estos nombramientos sean considerados nulos por la próxima plenaria», informó el abogado René Molina.