Los pronósticos del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (Ideam) indican que seguirán las lluvias en buena parte del país. La temporada invernal se extenderá hasta mediados de diciembre cuando empezará a reducirse la intensidad para dar paso a una época seca, la cual se intensificará en enero, tal como ha sucedido en años anteriores. 

De esta forma se mantendrá la tendencia del clima registrado en el puente festivo, cuando las lluvias llegaron acompañadas de una importante actividad eléctrica en zonas de Boyacá, Eje Cafetero, Valle del Cauca, Bolívar, Sucre, Meta, Vichada, Guaviare, Vaupés, Caquetá y Putumayo, pero también en la capital del país en donde se escucharon truenos inusuales y se presentaron relámpagos que evidenciaron la fuerza con la que regresó el invierno. La temporada invernal también se registra de manera intensa en algunos sectores de los piedemontes llanero y amazónico.

La jornada lluviosa continuará en los próximos días y en algunas zonas del país es probable que se presenten tormentas eléctricas, particularmente al sur de  la región Andina y noroccidente de Antioquia. Según el Ideam, para esta semana se prevén lluvias moderadas a fuertes en los departamentos de Cesar, Bolívar, costas de Córdoba, Antioquia, Santander, Chocó, Santander, Norte de Tolima, Eje Cafetero, Valle, Cauca, Nariño, Cundinamarca, Oriente de Boyacá y piedemonte de Orinoquia y Amazonia.

Para el caso puntual de la capital del país, se advierten lluvias intensas con alta probabilidad de actividad eléctrica entre martes y jueves y también el domingo.

Incremento en los niveles de los ríos

El Ideam alertó sobre la probabilidad de crecientes súbitas e incrementos en los niveles de los ríos en el ärea Hidrográfica del Caribe, del Pacífico y Magdalena-Cauca (cuenca baja del río Magadalena); así como en el Orinoco. La entidad emitió alerta roja por probabilidad de inundaciones en cuenca del río Lebrija, por niveles altos de agua en La Mojana, al igual que en el Río Arquia, occidente de Antioquia.

De igual forma, de con los análisis del Instituto, se mantiene saturación de humedad en los suelos ocasionando probabilidad alta y moderada de ocurrencia de deslizamientos de tierra en algunos municipios de los departamentos de la región Andina, Pacífico, Orinoquia y Amazonia. Según las previsiones, en este momento hay 7 departamentos en alerta roja por amenaza de deslizamientos de tierra, 15 en color naranja y 23 en amarilla. 

Antioquia, Boyacá, Cauca, Cundinamarca, Huila, Meta y Quindío están en la clasificación de los departamentos con mayor riesgo de que se presenten movimientos de tierra, por lo que la entidad hace un llamado para que se tomen las acciones de prevención con el fin de evitar desastres por cuenta de la humedad del suelo. 

Antioquia, Jericó y San Rafael, son los lugares de mayor alerta; mientras en Boyacá el municipio de Chiscas es el que presenta la alarma; en Cundinamarca, Guayabetal; en Quindío, Salento; Risaralda, Santa Rosa De Cabal y en Santander, el municipio de Cimitarra. En el Pacífico, en del departamento de Cauca la alerta roja se centra en Cajibío; en el Chocó en Bahía Solano y en Nariño en Barbacoas, y La Llanada. 

En lo que tiene que ver con la amenaza por incendios de la cobertura vegetal, el Instituto señala que a pesar de las lluvias que se registran por estos días, se mantienen prendidas las alarmas en algunas regiones del país por posibles conflagraciones, como es el caso de la Región Andina y Caribe. La Guajira es el único departamento con algunas zonas en alerta roja por esta situación y otras en alerta naranja. En esta última también se encuentra Magdalena.  En color amarillo están Atlántico, Cesar, Cundinamarca, Magdalena y Norte de Santander.