“La EPS pública Caprecom, que tiene como afilados a 3.5 millones de colombianos y hace presencia en 744 municipios, no solo posee un panorama financiero crítico, sino que la calidad de su servicio es pésimo, al punto que está colocando en peligro el sistema de salud del país”.
Así lo señaló el senador Horacio Serpa (Partido Liberal), quién hizo un llamado al Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, para que considere el cierre definitivo de Caprecom, como consecuencia de su alto déficit económico, cuyas pérdidas ascienden a más de 2 billones de pesos.
“Lo más preocupante –dijo el legislador en la Comisión Primera del Senado- es que hoy, no se está prestando adecuando el servicio de salud  a los colombianos. Además,  este grupo poblacional en 744 municipios, pertenecen a sectores más pobres de Colombia. Es una bomba de tiempo”, comentó
El panorama de la entidad es tan difícil para los trabajadores, usuarios la red pública de salud del país, que “la cadena de errores administrativos en la última década, está afectado al sector en todos sus frentes, colocando en riesgo la estabilidad del sistema”.
“Es urgente que el Gobierno santos analice la situación con detenimiento. ¿Cuál será el futuro de los 3.5 millones de ciudadanos afilados a Caprecom? Ese es el tema a resolver, al que se suma el de los trabadores de la entidad. ¿No puede gestarse una masacre laboral? Hay que tomarse la decisión de liquidar esta EPS estatal”, sentenció el senador Horacio Serpa