La agenda que cumple el Sumo Pontífice de la Iglesia Católica. El papa Francisco tiene como objetivo no solo consolidar el “deshielo de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba”, sino sellar el proceso de paz de Colombia, cuyo escenario de negociación no puede “fracasar”. La firma de la paz del “país cafetero”, es definitiva para la estabilidad del continente.
Así lo estableció POLITIKA.COM.CO con fuentes a la visita del papa argentino, quién a través del diálogo y sus buenos oficios ha logrado construir un “triángulo de oro” entre el Vaticano, La Habana y Washington, que apunta a rodear al ´proceso de paz colombiano, para que no solo se acelere sino que llegue a un final feliz.
No en vano, miembros del equipo negociador de las FARC, hicieron presencia de manera anónima- entre la multitud en el oficio religioso que dio el Pontífice en uno de los sitios más emblemáticos de la capital cubana, como La Plaza Che Guevara, que puede ser interpretado a la luz de la “diplomacia, como el humo blanco, que le falta a la etapa d negociación, para cristalizarse, luego que el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, presentará en el Congreso el proyecto de Acto Legislativo, para darle “cuerpo” a los acuerdos de La Habana.
“No es coincidencia que el papa Francisco, visite primero Cuba y luego la capital norteamericana. Estados Unidos y el mundo están pendientes de lo que pasa en el proceso de paz de Colombia. Un conflicto interno que debe llegar a su fin. Y esa tarea, el sucesor de San Pedro está jugando un papel fundamental, al igual como lo hizo con entre La Habana y Washintong”, dijo una fuente cercana a la visita papal aPOLITIKA.COM.CO